Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Falacia naturalista y derechos humanos.

Falacia naturalista y derechos humanos. 4 años 11 meses antes #1248

  • Germán
  • Avatar de Germán
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Amunt, anima forta.
  • Mensajes: 2694
  • Gracias recibidas 1655
Falacia naturalista por aquí y por allá, la formuló Hume y la adaptó Kant, el deber ser no encuentra su justificación en el ser. Trasladada a los derechos humanos, Muguerza en el librito que constituye la bibliografía básica de la asignatrua, dice que los derechos humanos no son naturales, pues de la natrualeza no derivan derechos, y no son son derechos si no están positivizados o recogidos en las leyes positivas. En el ínterin , son exigencias morales. O sea, que ni hay Derecho Natrual ni hay derechos naturales, sino normas morales sin juridicidad mientras no se positivicen en normas jurídicas.
¿Cómo lo veis? A mi no me convence.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Falacia naturalista y derechos humanos. 4 años 11 meses antes #1249

Germán escribió:
Falacia naturalista por aquí y por allá, la formuló Hume y la adaptó Kant, el deber ser no encuentra su justificación en el ser. Trasladada a los derechos humanos, Muguerza en el librito que constituye la bibliografía básica de la asignatrua, dice que los derechos humanos no son naturales, pues de la natrualeza no derivan derechos, y no son son derechos si no están positivizados o recogidos en las leyes positivas. En el ínterin , son exigencias morales. O sea, que ni hay Derecho Natrual ni hay derechos naturales, sino normas morales sin juridicidad mientras no se positivicen en normas jurídicas.
¿Cómo lo veis? A mi no me convence.

Dejar el aparecer del hombre a la acción me parece bien, lo que me parece mal es la exclusión total de la poiesis (lo cual limita mucho la praxis, puesto que la praxis se da en situaciones fabricadas y esto hay que pensarlo) y dar primacía a la ética por encima de la política o la ciencia. Claro, no se pueden llevar ciegamente ninguna de las dos, pero creo que la ética es algo que se da dentro de ellas y no fuera, sin que eso quiera decir que pierda su universalidad. Pero no es una universalidad abstracta. Sinceramente no sé cómo leer a Kant cuando dice cosas como que el empeño en la vida sólo tiene valor cuando uno quiere morir... quizás se pueda aprovechar leyéndolo como una distinción entre la reproducción de las situaciones y el establecimiento transformador de situaciones nuevas que desarollan la Idea. Pero entonces el lenguaje del deber y la ley sería menos útil y un poco engañoso.

Creo que también hay algo de pseudomaterialismo peligroso en esto de dejar la Idea en una mera suposición, que no por ser suposición deja de tener un carácter totalmente positivo y hasta codificado en una ley casi mecánica (personalmente estoy en desacuerdo tanto con lo uno como con lo otro.) Aquí el empirismo de Hume y el idealismo de Kant se solapan bastante mal.

Además, a Kant no le tiembla la mano para decir que la felicidad (que no puede fundamentar la ética) está en el télos de los hombres, al igual que la racionalidad (que sí que fundamenta su ética). Que por cierto, en el capítulo sobre la fundamentación de la ética no se habla nada de esto y sí mucho de la finitud humana y del totalitarismo...

En última instancia lo que creo es que el sujeto trascendental, si es que sirve ese concepto, se da aquí y ahora, y su unidad viene sólo del trabajo de los hombres. Creo que esa es la autonomía del sujeto y no otra.

Es interesante plantearse esto junto con la concepción del infinito en Cantor. alef 0, alef 1, alef 2... por más que se pueda establecer una cadena infinita de ellos, son todos "infinitos buenos", y en el trabajo por cada uno de ellos aparece necesariamente alguna perspectiva del infinito absoluto que los engloba. No hay por qué estar condenados a un sólo aparecer en el que buscamos sin encontrar nada.
Última Edición: 4 años 11 meses antes por El malo de la película.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Germán

Falacia naturalista y derechos humanos. 4 años 11 meses antes #1250

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1530
  • Gracias recibidas 1805
Hola Germán:

El texto que utilizamos en la UCA de Filosofía del Derecho era un libro F. Carpintero Benítez titulado Ontología Jurídica y gira en torno a la necesidad de una ontología que de base el Derecho porque sin ella no quedaría más fundamentación que la subjetiva.

F. Carpintero Benítez es un experto en Tomás de Aquino y muy crítico con la modernidad (aunque una crítica bajo el marco del pensamiento tradicional católico muy batallador con el protestantismo).

La falacia iusnaturalista, por un lado, y la necesidad de una ontología por otra, parecen ambas necesarias y cuando dos tesis contrarias son necesarias forman una antinomia.

El problema es, por tanto, como resolver una antinomia porque negar una u otra tesis es un paso hacia atrás. Para Kant lo tenían solución (la antinomia era falsa o aparente, un problema artificial).

En mi época de estudiante de Derecho la antinomia me parecía irresoluble pero ahora con mayor formación filosófica no me parece tan difícil de resolver. Basta apelar a la Antropología filosófica, o a la antropológización de las categorías: "ser" en este sentido antropológico es el ser social, con todas las implicaciones psicológicas e históricas que comprende este término, no el "ser" de la física o metafísica. Ni Kant ni el empirismo llegó a "antropologizar" el ser, cosa que sí llegó hacer la Ética de Aristóteles (aunque sin la potencia de la modernidad posterior).

Tengo por ahí un mensaje del otro foro donde defendía una interveción de Tasia donde comento esto mismo. Lo busco y lo subo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Germán

Falacia naturalista y derechos humanos. 4 años 11 meses antes #1251

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1530
  • Gracias recibidas 1805
Cuelgo tal y como lo guardé el mensaje sobre el concepto de ontología cuando se desplaza del orden de la razón teórica al orden de la razón práctica. Pero lo contextualizo. El tema giraba en tono a los derechos de los animales, y la caterva de conservadores del otro foro entendió su defensa como ataque a España (me imagino que por el tema de los toros) etc., y las descalificaciones a Tasia comenzaron pronto. Yo salgo en su defensa para dejar sentado que la defensa de los derechos de los animales tiene un fundamento antropológico, no ontológico, tal y como el fundamento de cualquier otro norma práctica.

El término ontología nace en las ciencias theóricas o contempletivas tal y como se concibe en este orden, y si se traslada al ámbito de la razón práctica, hay que concederle a Kant su impertinencia porque el problema de trasladar sin más este concepto es que en las ciencias theóricas o contempletivas el objeto es exterior al sujeto, y esto mismo es lo que genera el dogmatismo en el razón teórica y la falacia iusnaturalista en la razón práctica.

Lo correcto es comprender que la ontología en el ámbito de la práctica se refiere a un concepto del "Ser" que no es el Ser exterior de la theoria sino un ser mediado, comprendido por la naturaleza humana, como si fuera el término medio de un silogismo donde los extremos serían el hombre y la naturaleza por separado. Como término medio se habla ahora de un Ser humanizado o antropológico.

El intento de Kant, como se sabe, no sabrá encontrar este término medio y dio prioridad a una libertad que siguió separada del Ser, arrastrando el esquema de las ciencias teóricas. Su imperativo categórico y sus "aberraciones" con una herencia de este modelo teorético que Kant no supo superar. La falla general de Kant es que su concepción de la Razón Práctica sigue el modelo de la Razón teórica. El cambio, la fundamentación de una Razón específicamente Práctica, vino del desarrollo de la antropología.

Lo que digo en el mensaje que dejo a continuación expresa a un nivel más superficial todo esto. La universalidad que las ciencias teoréticas se funda en la sustancias de las cosas ( en los géneros y sus especies). Pero en el ámbito de la Razón Práctica, la universalidad viene de la universalidad de la Conciencia, del tránsito del Yo al Nosotros. Por esto, la ontología se desplaza a la fenomenología de la conciencia. En este universalización del Yo es donde se puede encontrar el secreto de las ciencias prácticas.

Dejo el mensaje:
Por alusiones.

A Kiekergarrd que responde:
Creo que deberías repasar mejor mis mensajes, dvillodre1, porque si no, me imputas indebidamente un "dogmatismo" anclado según tú en la falacia iusnaturalista que no sostengo (pues como acaba de advertir pboest, en el hilo sí ha salido la cuestión que tú quieres traer aquí como novedad). Si no lo haces, te pierdes la radical matización que hice aludiendo a cierta suerte de soporte ontológico como fundamento que nos libre del puro convencionalismo relativista con el que tú pareces sentirte cómodo.


El sentido con el que empleas aquí el término "ontológico" como opuesto a "convencionalismo relativista" es precisamente el punto de vista dogmático, como consecuencia de trasladar al ámbito de la razón práctica el modelo de ciencia de la razón teórica.

En las ciencias naturales, la conciencia tiene por objeto cosas exteriores de forma que el modelo de ciencia se establece como relación parte extra parte. La ontologia sería la ciencia primera de este ser exterior (la Física, sería ciencia segunda).

Cuando uno se sitúa en este punto de vista en el debate sobre los derechos de los animales (que por mi parte entiendo como "protección jurídica") las conclusiones son ésta: negar que el animal-cosa tenga un derecho-cosa, porque los derechos no son cosas, ni atributos de cosas.

Entonces, se acusa a la posición de defender tal protección de pretensión subjetiva o de error ontológico (porque tales derechos no tienen correspondencia con ningún ser). Su defensa es un capricho o una delicadeza del ánimo etc.

Lo que quise comentar en mi mensaje anterior, es que este punto de vista es precisamente lo erróneo cuando se traslada a un debate que pertenece a la racionalidad práctica, por los motivos fundamentales siguientes.

Cuando hablamos de realidades jurídicas, la conciencia no guarda una relación parte extra parte con el objeto del debate, sino que la misma conciencia hace de sujeto y de objeto a la vez. Es decir, que ahora la Psicologíay la Ontologia son una y la misma cosa (lo que no ocurría en las ciencias naturales).

Kant lo dijo con aquella fabulosa fórmula: el cielo estrellado sobre mi la ley moral en mi: el yo no es principio del mundo exterior, pero sí del mundo interior. Hegel, siguiendo esta cita, habla del derecho, la ética y la política como una segunda naturaleza (....de la que somos su demiurgo).

Entonces desde esta segunda perspectiva, el planteamiento sobre los derechos de los animales cambia por completo: es "en nosotros mismos" donde debemos situar el principio del debate, no en ningún orden defuera: aquí la ontologia está de más, Kiekergaard: la conciencia no recibe sustancias desde el ser sino que las proyecta (son las sustancias extrínsecas de Séve).

Este giro hacia la interioridad es el que trajo al debate el mensaje de Tasia que señalé, y que vuelvo a elogiar: no se trata de dar argumentos a quienes son indiferentes al maltrato animal sino de la proyección del yo, de la dignidad de la conciencia propia, hacia fuera. Es lo que en psicología se llama empatía.

Mi intervención solamente fue para "apuntalarlo" , para elevarlo desde la singularidad con la que lo expresaba Tasia hacia un punto de vista universal. Frente a la acusación de tal posición como sentimentalismo quise decir que existe una relación real entre el desarrollo de la empatía y su realización en el mundo (como ley de aquella segunda naturaleza) con el desarrollo de historia y de la razón. Más en concreto, la empatía puede considerarse como el efecto de la universalización del yo no tanto desde una perspectiva ontogenética cuanto filogenética, de ahí que lo que a ojos del dogmatismo pareciere un capricho o una delicadeza del ánimo, en realidad es un resultado histórico de la razón misma (tesis que forma parte de la Fenomenologia del Espíritu, como de su base, por de más).

Porque la oposición no se da nunca entre el sentimiento y la razón, sino entre el sentimiento y entendimiento, que es el organon de las ciencias naturales.


El debate acabó mal, vaya, como acaban allí: o pidiendo perdón por no coincidir con sus administradores o aguantando sus soeces personales por la misma razón. En este caso, aguanté las soeces.
Última Edición: 4 años 11 meses antes por dvillodre1.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Germán

Falacia naturalista y derechos humanos. 4 años 11 meses antes #1252

  • Germán
  • Avatar de Germán
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Amunt, anima forta.
  • Mensajes: 2694
  • Gracias recibidas 1655
Pues sí en aquel foro siempre se acaba a hostias, pero las reciben los mismos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Jake
Tiempo de carga de la página: 0.341 segundos
Gracias a Foro Kunena