Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2

TEMA: Utopías

Utopías 3 años 6 meses antes #5336

  • Eichpil
  • Avatar de Eichpil
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1500
  • Gracias recibidas 1332
Hola a todos:

La filosofía renacentista me está resultando muy interesante, pero uno de los aspectos más chocantes han surgido leyendo el Breve historia de la utopía. Hay dos aspectos especialmente interesantes. Uno es la República Guaraní, llevada a cabo por los jesuítas con los indios de dicha etnia. Resulta absolutamente sorprendente cómo han llegado a organizar una sociedad tan bien, con un tremendo respeto a la cultura local, que modificaron lo justo, pero respetando su lengua y costumbres, y organizaron la sociedad de tal modo que pulverizaron los records mundiales de producción con una jornada laboral en el siglo XVII de 6 horas diarias, que, siendo cristianos y monjes, es de suponer que el domingo no se trabajaba lo que nos deja ¡¡¡¡¡36 horas semanales!!!! Tela. La cosa vino a durar como siglo y medio. Si nos ponemos a analizar qué es lo que hizo posible tal maravilla, nos encontramos, a mi juicio, algo bastante parecido a una república platónica: un régimen aristocrático en el que la aristocracia no tenía lazos significativos con familia ni anhelos de riqueza gracias a una situación ideológica favorable, y un nivel de formación alto, y un pueblo que no estaba maleado. Y que renuncia a una fracción nada desdeñable de su libertad. Por supuesto, toda utopía, como ingeniería social que pretende ser (se ve que a veces lo consigue) depende de la educación, de lo que se engargarían los jesuítas. Cae porque no pueden resistir militarmente los poderes externos, no por razones internas. Para reflexionar, en estos tiempos en que se ha abandonado todo resto de consideración para monarquías y aristocracias por razones sobradamente justificadas, pero el resultado de nuestras democracias también es decepcionante. ¿Es posible que nos pongamos de acuerdo los ciudadanos en ellas o estamos condenados a que las élites podridas manipulen a suficientemente gente como para que no sea posible hacer nada al respecto, como de costumbre? ¿Cómo se consiguen clases dirigentes que no se pudran en cinco minutos? ¿Es compatible la libertad con una sociedad un poco soportable, o la reclamamos solo porque los que dominan o dominaban son un desastre, y hay que cambiarlos?

Otra cuestión interesante es el de la utopía tecnológica, inaugurada especialmente por Roger Bacon, en el que la élite dirigente resultan ser los científicos, y su legitimación, la supuesta capacidad de la ciencia para solventar los problemas sociales y, sobre todo, poner la naturaleza al servicio del hombre. La ciencia pasa de constituir la búsqueda de la verdad a la herramienta del poder. Eso justifica medidas como los encerramientos tan típicos de la época moderna, desde los psiquiátricos a los gulags. O la racionalización salvaje del amor y del sexo, o hasta de la alegría. La iglesia pasa a ser la casa de la ciencia, se trata de un sistema teotecnocrático. La igualdad y justicia no importan lo más mínimo, sino la consecución del orden social mediante el conocimiento científico. Personalmente creo que nuestras élites nos están intentando colar esta utopía, dando el máximo valor a las ciencias y al control de lo que debe ser cada uno, y si no cumple, lo llaman terrorista y a la (ojalá solo eso) cárcel. Véase el control y el análisis masivos de datos conseguido mediante Internet. Y la educación previa, que hablamos de ingeniería social, con cosas como el programilla Gran Hermano...

Saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Germán, Cris

Utopías 3 años 6 meses antes #5342

  • El Abel
  • Avatar de El Abel
Hola Eich,

No me he comprado este libro porque no aparecía dentro de las lecturas obligatorias. ¿Recomiendas entonces su lectura?

Sobre lo que comentas de la República Guaraní, no conozco el tema demasiado pero si que me asalta una pregunta: ¿resultó una mejora para la vida de los indígenas esta nueva organización?

Añadiría una factor para la creación de una sociedad armoniosa: el número de individuos que conforman la comunidad. Ya hemos hablado de la imposibilidad de 'volver a la tribu' pero la condición del ser humano no está diseñada para vivir entre millones de individuos.

Recuerdo un ejemplo tonto. En la película 'Cocodrilo Dundee II' llega el australiano a Nueva York y sorprendido de ver tanta gente exclama: ''los neoyorquinos deben ser las personas más buenas del mundo, no me explico cómo son capaces de vivir tantos juntos''. El hecho es que los neoyorquinos no están hechos de otra pasta moral y su convivencia es conflictiva. Y así sucede en las sociedades muy populosas para lo cual es necesario el ejercicio de un poder muy autocrático (China, Rusia, EEUU, India, etc). No es sólo por los factores externos el desarrollo de un Estado de poder sino también los internos. Por el contrario, las sociedades con menor demografía gozan de una mayor participación ciudadana (Costa Rica, Dinamarca, Islandia, Canadá, etc) siendo necesario menos mecanismos de control de masas.

Una mayor participación ciudadana amortigua las diferencias sociales y evita la creación de unas élites por lo que no veo la necesidad de la aristocracia (léase en sentido literal, de aristos, de los mejores). Sin embargo, es necesaria ya no por los factores internos sino por los externos como relataba la película 'La Misión' en el caso que mencionas de la República Guaraní.

De este modo, arribo a la respuesta de la pregunta que inicié al principio: quizá los jesuitas fueran la solución y el problema de los guaraníes. Aquella república no dejaba de ser un velo a la realidad colonizadora. Igualmente, nuestras sociedades más participativas y justas no dejan de ocultar una miseria y control globalizado aunque se pretendan autónomos.

Saludos
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Utopías 3 años 6 meses antes #5343

  • Eichpil
  • Avatar de Eichpil
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1500
  • Gracias recibidas 1332
Hola, Abel:

A mí me ha resultado muy sorprendente y revelador. La primera cuestión es que aclara muy bien los imaginarios que hay detrás de la política, el del paraíso perdido en el pasado y el de la salvación de unos pocos justos aniquilando a todos los malos, que es el mito de Noé. Y después sigue dando ejemplos de lo que piensan las utopías, que te da muchas pistas para saber qué buscan los que nos gobiernan. Un buen ejemplo es la apestosa utopía de Roger Bacon, con científicos-religiosos a la vez, y una organización ultrarracional de la sociedad. Es decir, lo que ahora nos intentan colar nuestras élites con tanta promoción de la ciencia y ninguna de las ciencias humanas, no sea que nos demos cuenta de lo gilipollas que son. Por otra parte, se exponen también los ejemplos de propuestas para intentar superar la estupidez innata del ser humano, que suelen pasar por el mito de Noé: una isla o sitio(s) cerrados para poder controlar la obra de ingeniería social correspondiente, y de población controlada a lo Platón, respondiendo a lo que planteas abajo (cosa que recuerda un tanto al actual problema de la llegada de inmigrantes). Y la general renuncia a la libertad que parece necesario a todos para construir la sociedad perfecta... Es que los humanos, sin un pegamento que nos una como pueda ser una religión buena y en forma (el marxismo funcionó como tal, por ejemplo, aunque los marxistas, generosamente, no solían considerar que por su sacrificio les esperase paraíso alguno tras la muerte), parecemos las partículas de un gas: nos metemos por todos lados y nada nos consigue poner de acuerdo para algo práctico que nos beneficie de verdad a todos.

En la República Guaraní, en pleno siglo XVII, 36 (como si son 42) horas de trabajo con un nivel de productividad altísimo, sin penas que fueran más allá de 10 años de cárcel (y menos de muerte), con respeto a la autonomía privada de las familias, a la cultura, al lenguaje... mientras en Europa era todo tiros, explotación y violencia desatada, pues a mi no se si me gustaría vivir allí aún ahora... Lo peor, la adaptación cultural. Eso sí, libertad política, no demasiada. Pero el nivel de coordinación de las partículas de nitrógeno, perdón, quise decir los humanos, se deben en ese caso a la presencia de una casta muy parecida a los guardianes de Platón. Si vemos ejemplos muy recientes de luchas por la libertad, la gente no se puso de acuerdo en el Mogreb. Resultado: los islamistas en el gobierno o casi. Y aquí, al final va a volver a gobernar Rajoy (y no se puede echar tanto las culpas a los dirigentes sino a la muy probable reacción de las bases si intentan ponerse de acuerdo. Esto es Life of Brian).

Sí cabe pensar que los indígenas estarían mejor solos, pero estaba el Imperio por ahí. Esa idílica situación era ya imposible. Y desde luego, bajo ningún concepto serían capaces de producir tanto. Las conclusiones, para gustos.

También es interesante el tema del comunismo primitivo del cristianismo, por ejemplo, y sus aspectos positivos, en fuerte contraste con los negativos...

Saludos.
Última Edición: 3 años 6 meses antes por Eichpil.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris

Utopías 3 años 6 meses antes #5344

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1532
  • Gracias recibidas 1812
Hola:

Yo hice un trabajo para una asignatura del Master que sintetiza estos puntos de vistas sobre la Utopía y el mito no sólo en el Renacimiento sino a lo largo de la historia.

Estudié los trabajos de la antropología de la Religión y no es difícil caer en la cuenta que las utopías al estilo de la República de Platón o de Tomás Moro de alguna forma son un "regreso" al pasado, al modo de vida de los primeros pueblos cazadores-recolectores. Los mitos de la caída, el pecado original etc., recogen el tránsito al neolítico o a las sociedades basadas en la explotación del trabajo.

Aquí vislumbra uno muy bien la genealogía de Marx (el comunismo contemporáneo) con el cristianismo y, en general. como todo el pensamiento utópico: hay un enlace real. Quiero decir: la utopía no surge de la mera imaginación sino que una especie de racionalidad que es circular, porque quiere actualidad un modo de vida primigenio (que no es producto de la imaginación sino que fue real).

El ideal de este modo de vida primigenio lo tenemos como la norma del cristianismo. O dicho con otras palabras: la vida comunitaria que se pierde con el Neolítico queda en la religión en forma de fin o norma ideal. Es lo que viene a expresar las propuestas de Platón o Tomas Moro.

En cuanto a la República de los jesuitas, no hay que olvidar que el "comunismo primitivo" nunca ha desaparecido sino que ha quedado desplazada a ámbitos reducidos de la sociedad: es el caso de ciertas formas de familia (no todas: por ejemplo, el patriarcado romano es la negación de este comunismo primitivo) y, en el caso que nos tocas, de ciertas las hermandades religiosas. Los esenios y los pitagóricos eran "sectas" como injertos del comunismo primitivo en sociedades neolíticas (por esto, se las consideraba algo "raro": vivir bajo unos principios opuestos a la Sociedad civil (a la guerra de todos contra todos propias del neolítico).

SI uno estudia la descomposición de la URSS y su transición al capitalismo verá que no es más que una "repetición" del tránsito del comunismo primitivo al neolítico (me refiero a los antiguos mandos de la fábricas tomando posesión de ellas a título de dueño por medio de la violencia pura y dura): en los orígenes de la acumulación primitiva, Germán no tendría trabajo ;)

Si Marx hubiera levantado la cabeza, debería darle la razón a Proudhon cuando dijo eso de que la propiedad es un robo.

Un saludo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Eichpil, Cris

Utopías 3 años 6 meses antes #5345

  • Jake
  • Avatar de Jake
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • ¿Inocente? ¿Inocente de qué?
  • Mensajes: 1182
  • Gracias recibidas 1420
Es queMárx hace muchasreferencias teològicas y bíblicas. Su abuelo era rabino, asì que conocìa bien la Biblia judìa. La teología de la liberaciòn ha sabido verlo bien. Ahì està Hinkelammert.
Última Edición: 3 años 6 meses antes por Jake.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Eichpil

Utopías 3 años 6 meses antes #5346

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1532
  • Gracias recibidas 1812
Hola Jake:

Es que en la religión y en la escatología cristiana se esconden principios filosóficos. De aquí viene una crítica común a Marx cuando se le acusa de "secularizar" el cristianismo. Nietzsche, por ejemplo, no veía en Marx más que una "racionalización" del cristianismo (y a éste a su vez una "racionalización" de la esclavitud y servidumbre etc.)

Pero ¿no será al revés? ¿Que la escatología cristiana encierra una filosofía de la historia? Esto es lo que parecen esconder los mitos y muchos dogmas de la Iglesia. En este sentido, la antropología de la religión esconde muchas joyas.

La misma imagen de Cristo, como Dios-hombre crucificado: ¿alguien podría ofrecer una representación o imagen mejor del hombre del neolítico? Quiero decir, que el dolor de la imagen es el mejor símbolo del dolor de la vida que surge con las sociedades del neolítico. No es de extrañar que cuando los jesuitas llegaron a las américas vieran en algunos pueblos de los indígenas el mismo paraíso realizado.

Un saludo.
Última Edición: 3 años 6 meses antes por dvillodre1.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Eichpil
  • Página:
  • 1
  • 2
Tiempo de carga de la página: 0.239 segundos
Gracias a Foro Kunena