Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: "Relación trinitaria" en San Agustín.

"Relación trinitaria" en San Agustín. 5 años 2 semanas antes #1139

  • Soy
  • Avatar de Soy
Para Kant no cabe un conocimiento de la realidad nouménica pero es posible acceder a dicha realidad mediante la experiencia moral; por ejemplo, aunque sólo podemos conocernos a nosotros mismos como seres sometidos a la causalidad dominante en el ámbito de los fenómenos –es decir como no libres–, tenemos que pensarnos también como libres si queremos aceptar la posibilidad de una conducta sometida a imperativos categóricos, –es decir una conducta moral–.

Con noúmeno me refiero a un objeto de una intuición no sensible, a la intuición intelectual que no poseemos, lo que se halla fuera del marco de la experiencia posible. Los noúmenos son posibles, ciertamente, para una intuición, dirá Kant, pero no para una de carácter sensible. Una intuición metafísica o intelectiva, de la que el hombre está desprovisto.

¿Está desprovisto? No todos. Pues la intuición metafísica o suprasensible no es nada difícil de conseguir, es intuirse a sí mismo.

en la filosofía de Immanuel Kant, es un término problemático que se introduce para referir a un objeto no fenoménico, es decir, que no pertenece a una intuición sensible, sino a una intuición intelectual o suprasensible.

Pues si soy el que siente, entonces no soy nada sentido ya que estoy detrás de lo sentido, estoy sintiendo, Soy aquello que está tras los muros del conocimiento posible, de la experiencia en que como hombres dotados de razón, de intuiciones de espacio y tiempo, de categorías, nos movemos inevitablemente.

Si yo fuese una cosa pensada o sentida, entonces pertenecería a la intuición sensible, así como por ejemplo una piedra, pero como soy una cosa que piensa y que siente, estoy tras los muros.

Nada de lo que pueda sentir y pensar soy yo, pues yo soy el que siente y el que piensa, nada de lo que pueda percibir soy yo pues yo soy el que percibe, el percibidor no es nada percibido, porque para percibir es necesario el percibidor. El que siente está tras los muros de lo sentido. Al otro lado del velo.

Nos conocemos a nosotros mismos sólo fenoménicamente. El Yo, alma o mente, no es un objeto de experiencia interna o del sentido interno.
No podemos conocernos a nosotros mismos mediante la intuición sensible, solamente mediante la intelectual o suprasensible.
Somos el Yo nouménico, pero tengo que ir a leer a Kant a ver que dice. Aunque me sorprendo cada vez que leo pues es cierto que el Yo es noúmeno y así lo explica Kant.

Dices que Según esto, puede aplicarse a muchos o a todos los objetos o entes, no solo a la mente.

Bueno, habrá que ver si solamente hay un noúmeno o si hay muchos noúmenos, si el noúmeno es único y absoluto o si es múltiple y plural.

Sabiendo eso, sabremos si todo es mente, o si por el contrario la mente es un noúmeno más de los múltiples noúmenos que hay.

Pero pienso e intuyo, que el noúmeno es absoluto, sólo hay uno. Pues lo fenomenológico parte de un noúmeno pero regresa a otro noúmeno para ser sentido y notado, o sea experimentado, ¿y si es el mismo noúmeno? ¿y si el noúmeno se experimenta a sí mismo por mediación del fenómeno mental?

En el otro comentario me refiero a si consideras que Jesús era panteísta, pues es importante ese texto si se analiza bien, Fíjate:

Yo soy la luz que está sobre todos ellos. Yo soy el universo: el universo ha surgido de mí y ha llegado hasta mí. Partid un leño y allí estoy yo; levantad una piedra y allí me encontraréis».

Sólo hay que interpretarlo en primera persona, decírselo uno a sí mismo.

Yo soy el universo (como noúmeno) : el universo (como fenómeno) ha surgido de mí y ha llegado hasta mí.
Soy omnipresente, Partid un leño y allí estoy yo; levantad una piedra y allí me encontraréis.

Lo importante ahora es saber si hay múltiples noúmenos o si el noúmeno es absoluto. Si el noúmeno es absoluto, y cómo yo soy noúmeno, entonces soy absoluto. Yo soy todo.

Saludos.,
Última Edición: 5 años 2 semanas antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

"Relación trinitaria" en San Agustín. 5 años 2 semanas antes #1142

  • Eichpil
  • Avatar de Eichpil
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1500
  • Gracias recibidas 1332
Hola, Soy:

Como ya he dicho, me mantengo en un prudente agnosticismo. Las palabras de Jesús provienen de textos escritos muchos años después de su muerte, pues él no escribió nada, y hay un montón de evangelios, de los que la Iglesia solo aprueba cuatro, que yo sepa. Les doy muy escasa fiabilidad, teniendo en cuenta además que considero a este personaje como hombre fundador de una religión, sin otro tipo de implicaciones.

Un acceso a la realidad nouménica mediante la experiencia moral tendría que ser a través de una vuelta a la razón teórica o es objeto de fe.

Yo no digo que no existan noúmenos. Solo que no nos son accesibles más allá de la experiencia fenoménica. Y lo mental, o la consciencia también son fenómenos: la conciencia puede ser reflexiva. En este caso no es (toda) experiencia sensible, pero hay experiencia. Llamemosla otraquesensible, para evitar juicios de valor.

Pero pienso e intuyo, que el noúmeno es absoluto, sólo hay uno.

Sin razónes, no es razón: es fe. Que respeto, pero por serlo, no se puede defender mediante la razón.

Saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

"Relación trinitaria" en San Agustín. 5 años 2 semanas antes #1145

  • Germán
  • Avatar de Germán
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Amunt, anima forta.
  • Mensajes: 2697
  • Gracias recibidas 1664
De acuerdo con Braulio, es una cuestión de fe, y yo no soy agnóstico sino religiosamente perezoso.
Saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Eichpil

"Relación trinitaria" en San Agustín. 5 años 2 semanas antes #1147

  • Soy
  • Avatar de Soy
Si, es fe, la fe es la certeza de lo que no se ve.

Yo no me veo a mí mismo, pero me intuyo, me deduzco, aunque soy incognoscible porque soy noúmeno me deduzco porque siento y noto y pienso, por lo tanto deduzco que yo soy el que siente y el que nota y el que piensa y no en cambio lo sentido lo notado y lo pensado.

Pues yo solamente puedo intuirme, mediante la intuición intelectual o suprasensible, no mediante la intuición sensible o la experiencia.

Solo puedo intuirme enfocando la mente al contrario de los sentidos como explicaba Plotino.

Soy el yo noúmenico. Soy noúmeno.

Ahora bien, Dios es noúmeno, incognoscible, y es omnipresente, por lo tanto, ¿no será el yo noúmenico Dios? si que lo es, pero claro todo eso es cuestión de fe o cuestión de intuición metafísica, intuición intelectual o suprasensible de la cual la gran mayoría de la humanidad está desprovista.

Si Dios es noúmeno y es omnipresente, debemos entender la palabra omnipresencia, aunque nos lleve meses de entenderla, debemos entenderla, pues omnipresencia es que es todo, y por lo tanto yo soy, ya que la omnipresencia me incluye.
La omnipresencia no significa todo menos yo, y es por ello que hay que entender bien esa palabra, aunque cueste una vida entera el entenderla.

Se puede decir que esa intuición es fe, pero cuando uno la desarrolla no es fe sino certeza. Certeza de Ser, certeza de sí mismo, saber de sí.

También podemos decir que todas las obras filosóficas son fe, pues de la manera en que están expuestas, sin fundamentar nada ni explicar los razonamientos que han llevado a tal o cual deducción, por ejemplo la obra de Plotino podríamos decir que es fe. Y la obra de la gran mayoría de filósofos podríamos decir que es fe. En realidad todo es fe. Nosotros tenemos fe de que el mundo es tal como nos muestran los sentidos, pero eso es fe.

Sin embargo hay una cosa que no puede ser fe, y es la certeza de Ser, no es fe que soy, sino que eso es lo primordial ya que si no soy no puedo ni tener fe ni dejar de tenerla ni tener certeza de nada. Soy, esa es la certeza, y resulta que viene Parménides y dice
que el Ser es Uno, que sólo hay un Ser, y resulta que la religión dice que sólo es Dios, y en fin, uno se pregunta ¿quien soy? pues según las escrituras, no me queda otra que ser Dios.

Ahora bien, es posible que todas esas escrituras y obras estén equivocadas. Pero si no lo están, entonces el alma, el yo noménico, es Dios. Uno mismo es Dios y es el mismo en la pluralidad de los entes. Y lo más curioso es que en diferentes culturas se explica lo mismo aunque con otras palabras, por ejemplo en el hinduismo se dice que atman o alma individual es Brahman.

Existen demasiadas coincidencias en diferentes culturas para suponer que esto pueda ser falso, por ejemplo dejo aquí esto para que se vea la semejanza con la obra de Plotino:

Brahman (pronunciado brájman) es un término sánscrito que hace referencia a la divinidad absoluta del hinduismo. Etimológicamente, brahman tiene el significado de ‘expansión’ en sánscrito.


El impacto en el agua es una analogía del ātmā en el Brahman
Según la Taitiríia-upanishad, el sabio Majáh fue el primero en nombrar a esta divinidad invisible e impensable, aunque le aplicó su propio nombre (mahā significa ‘lo grande’). El siguiente concepto que se le adjudicó a esta divinidad fue el de «expansión».

En los textos Upanisad se señala al Brahman como lo absoluto, que se encuentra en todo el universo, que es la esencia de todo, que transciende a todo, que es inmanente y causa eficiente del cosmos; en tanto que a nivel de microcosmos su correlato es el ātmā o alma eterna de cada individuo.

Si en el plano existencial y fenoménico (el mundo material de māiā) el alma se considera distinta del Brahman, en el plano esencial absoluto se considera que no existe diferencia entre el alma y el Brahman. Dentro de muchas de las creencias originadas en la India se supone que es dable —en vida— alcanzar la identificación del alma con el Brahman en el estado llamado samādhi (‘éxtasis’).


Esa dentificación del alma con el Brahman en el estado llamado samādhi (‘éxtasis’). Es lo mismo que explica Plotino, cuando se une al Uno en estado de éxtasis.

Y es la relación trinitaria, la unión del Padre con el hijo del cristianismo.

Lo único que cambia es la cosmogonía, la manera de explicarlo y los nombres empleados, pero se explica lo mismo.

En el primer mensaje de este hilo, ya dije que comprender la relación trinitaria equivalía a iluminarse, y he hecho todo lo posible para que alguien se ilumine solamente empleando palabras, pero si no creen en las obras , y piensan que eso son fábulas y que es fe, pues no podrán unirse al Padre o al Uno o a Brahman, o como se le quiera llamar, ser el absoluto.

En estas cuestiones hay que creer para ver.

Y si están equivocadas todas esas obras pues entonces debemos empezar la filosofía desde cero y todo de nuevo, borrón y cuenta nueva, empezar de cero, todo lo escrito hasta ahora es inútil y está errado, pero esta vez empezar con una certeza, con la certeza de Ser.
¿o eso también es fe?

Saludos.
Última Edición: 5 años 2 semanas antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

"Relación trinitaria" en San Agustín. 5 años 2 semanas antes #1152

  • Eichpil
  • Avatar de Eichpil
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1500
  • Gracias recibidas 1332
Hola, Soy:

Hay una certeza, que es la conciencia. O si quieres, la presencia. Si te intuyes a ti mismo es porque tienes conciencia, tienes tu propia presencia.

Hay obras filosóficas que hablan de la conciencia o de la presencia, más típico quizás en Grecia. No entro ni a valorar si es sensible o no sensible, ya hablé de eso, pero ir más allá de eso, es especulación, más o menos afortunada. A mi hay filósofos que me gusta en general lo que dicen y hay otros que me gustan menos o bastante menos, siempre teniendo en cuenta que leyendo a cualquiera siempe hay cosas interesantes aunque uno no coincida con sus tesis básicas. La historia de la filosofía no es como la de la ciencia, que es la historia de sus errores. En la filosofía, es la historia de la verdad o la forma de abordar problemas de cada época. Cada filosofía tiene algo de verdad (yo diría que algo así también se puede decir del mito). Pero también, y una vez entrado en ella, lo que no es fácil, y está por ahí la hermenéutica para abordar esos problemas, las hay que nos dicen más y las que nos dicen menos, como también hay literatura por la que no pasa el tiempo y otra por la que sí. Por otra parte, la filosofía pretende usar la razón de fundamentarse, mejor o peor. Por ejemplo, a mi me parece que la filosofía de Plotino es efectivamente fe. Y que tiene una habilidad increíble para encontrar las metáforas más inadecuadas posibles. En cambio, me encanta lo poquísimo que voy conociendo de Husserl.

Si te fijas, das a Dios por supuesto. Yo no puedo negar absolutamente que exista, pero tu no puedes afirmarlo de forma racional y soy muy escéptico al respecto. También se podría aclarar qué entendemos exactamente por Dios; para cosas relacionadas, la profesora Oñate tiende a utilizar "lo divino", por ejemplo. Insisto, es fe. Cada uno se organiza como quiere para responderse esas preguntas que no tienen respuesta a nuestro alcance, y mientras respete a los que no creen lo mismo, es perfecto; yo lo hago también a mi manera, pero sostener tal existencia positivamente pertenece a la fe, entiendo que no a la filosofía, aunque en su historia haya muchos siglos ancilla theologiae.

La intuición en general no es fe. Pero hay conceptos de intuición, los que pretenden alcanzar con ella aquello que está fuera de nuestro campo de experiencia, a mi entender sí lo son. E insisto, con determinadas experiencias, que son ciertas, hay que tener cuidado cuando se interpretan y se expresan con palabras. Estas pueden no ser ciertas. Lo mismo puede decirse de las coincidencias entre culturas. No las puedo dar por ciertas solo por coincidir en muchas; puede haber explicaciones alternativas.

Yo tiendo a ver el mundo (interior, exterior y ... trascendente, este tiendo a verlo como nada de lo que podamos hablar con sentido, sin entrar en si hay tal cosa o no pues tampoco puedo hacerlo) de modo desconfiado, y paso todo por filtros bastante rigurosos, pero algo queda tras ello, sin duda, y, explícito o implícito, va con el grado de seguridad que le asigno, algo así como la p de Pearson que usan los estadísticos. No llego a escéptico (aunque me cae bien el escepticismo moderado de Arcesilao o Carnéades) Por ello, no puedo decir radicalmente que estés equivocado, pero sí expreso mis dudas razonadas sobre lo fundamentado de tu opinión.

No puedo aprobar que, si el modelo filosófico que sostienes tiene dificultades, des a todos los demás modelos por no válidos. Me uno, ahora explícitamente, a la recomendación de Germán: matricúlate en la carrera, conoce mejor otras escuelas de pensamiento, únete a la comunidad, pues la filosofía ha de ser comunitaria o no será, y a lo mejor encuentras mejores modos de expresar lo que sientes. Con lo que has hecho tu solo, deberías hacer un carrerón.

Un saludo.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Germán

"Relación trinitaria" en San Agustín. 5 años 2 semanas antes #1153

  • Soy
  • Avatar de Soy
No doy a Dios por supuesto, lo que pasa es que doy por supuesto que Soy, y que soy incognoscible, que soy noúmeno, que soy espíritu etc...... Pero después de haber realizado todos los razonamientos posibles y durante años de investigación y mediante la lógica y la razón. Soy.

Ahora bien, si ese tal Dios del cual se habla en las escrituras y del cual hablan los filósofos existe, es, pues por lógica y razón no me queda otra salida que ser Él.

Si sólo es Dios y yo soy, pues ¿quien voy a ser? no me queda otra salida por lógica y razón que ser Dios.

Si el Ser es único y yo soy, pues no me queda otra salida que ser ese ser único.

Si Dios es espíritu único y omnipresente, y soy espíritu, pues no me queda otra que ser Dios, porque en el momento en que yo fuese otro, entonces dios ya no sería ni único ni omnipresente.

Etc.... se pueden hacer muchas relaciones , y sumado a todo esto la religión que explica que el alma es Brahman, que el hijo es el Padre, que el alma se une al Uno , etc..... pues reafirman las conclusiones.

Y más todavía cuando el nombre de ese Dios es Yo soy, o yo soy el que soy. Si es que el mensaje está claro, sólo falta una chispa de iluminación y entendimiento para que todo eso que ahora parece incomprensible se convierta en real y lógico.
º
Ahora bien, lo que digo, es que si yo no soy Dios, entonces todas esas obras son falsas. Y si soy Dios, entonces son verdaderas.

Tanto lo uno como lo otro tiene una repercusión enorme en la humanidad.

Dijo Jesús: «Quien sea conocedor de todo, pero falle en (lo tocante a) sí mismo, falla en todo».

De ese Dios se dice que es el que es, pues bueno, busquemos y no dejemos de buscar hasta hallar a el que es, y cuando lo hallemos diremos yo soy el que es. ¿quien va a ser el que es? ¿acaso no soy? yo soy el que es, yo soy el que soy.

Dijo Jesús: «El que busca no debe dejar de buscar hasta tanto que encuentre. Y cuando encuentre se estremecerá, y tras su estremecimiento se llenará de admiración y reinará sobre el universo».

Saludos.
Última Edición: 5 años 2 semanas antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.201 segundos
Gracias a Foro Kunena