Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3

TEMA: Marx y Nietzsche

Marx y Nietzsche 1 año 9 meses antes #14167

  • Ksetram
  • Avatar de Ksetram
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1877
  • Gracias recibidas 1711
Grecia...: <<la cuestión de si realmente su cada vez más fuerte anhelo de
belleza, de fiestas, de diversiones, de nuevos cultos, surgió de una carencia, de una privación, de la
melancolía, del dolor. Suponiendo, en efecto, que precisamente esto fuese verdadero - y Pericles (o
Tucídides) nos lo da a entender en el gran discurso fúnebre -: ¿de dónde tendría que proceder el anhelo contrapuesto a éste y surgido antes en el tiempo, el anhelo de lo feo, la buena y rigurosa voluntad, propia del heleno primitivo, de pesimismo, de mito trágico, de dar imagen a todas las cosas terribles, malvadas, enigmáticas, aniquiladoras, funestas que hay en el fondo de la existencia, - de dónde tendría que provenir entonces la tragedia?
(...)
¿Existen acaso una pregunta para médicos de locos - neurosis de la salud?, ¿de la juventud y juvenilidad de los pueblos?>>. (El nacimiento de la tragedia, F. Niezsche).

He ahí un indicio notable que retomó Freud y desarrolló considerablemente. Las cuestiones del tabú, del lado represor que actúa en los pueblos, así como el malestar de la cultura, una analogía de la mente humana con la cultura, que Freud parece haber aprendido de Nietzsche, acaso el filósofo más peculiar y propio de entre todos los otros. Que nos llevó volando hacia la fuerza y la vida, para ayudarnos a trascender los esquemas racionales y el polvo de los libros, para abrazar la vida, en un pensarla y sentirla al mismo tiempo.
Trayendo acaso así a la filosofía el modo de filosofar existencial, el sujeto enfrentado a su vida, la tormentosa búsqueda del ser, un ser que ha trascendido al fin lo racional para tornar a ser de nuevo auténtico, torrente orgánico y originario, vivo, existencial, subjetivo y sufriente, pasional... el caos propio de la vida irrumpiendo implacablemente en la filosofía para disolver su exceso de racionalidad y quebrar lo que impide el ser y su autenticidad. Escupiendo a los rebaños burqueses de soldaditos de plástico que hacen determinadamente las mismas cosas todos a la vez, apocados por el miedo a ser y por la falta de sangre propia y original en las venas, contra la carencia del propio impulso y fuerza salida de uno mismo que se desencadena y barre lo que sobra de un martillazo, pues da un golpe del ser contra las estrechas estructuras culturales que aspiran a ahogarlo...
¿No se adelantó en esto un poco Rousseau, al señalar el valor de lo originario y natural, ese mundo anterior a que el humano se hubiese civilizado? Acaso Nietzsche parece desplegar ese arquetipo, dándole numerosísismos matices nuevos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3
Tiempo de carga de la página: 0.234 segundos
Gracias a Foro Kunena