Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3

TEMA: Marx hoy

Marx hoy 4 años 11 meses antes #52

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1471
  • Gracias recibidas 1674
Hola:

Creo que un foro de filosofía que no aborde cuestiones de política es como un jardín sin flores. Desde Kant, y esto es un regreso a Grecia, el fin de la filosofía teórica es la práctica, el vivir bien. Sería absurdo que el hombre contemplara la razón en el mundo viviendo él mismo irracionalmente. Al final de lo teórico se esconde un propósito reflexivo: el re-dirigir el hombre lo racional del mundo hacia sí mismo, haciendo de la Polis una segunda naturaleza (o un segundo cosmos: un orden en conformidad a lo excelente de la vida, a lo bueno no al sufrimiento etc. ). Fitche lo expresó mejor con esta idea: cuando la razón se emancipa de las cosas se hace razón pura o razón práctica ( es la famosa primacía de la Razón práctica del idealismo alemán).

Ahora bien, esta disponibilidad desde la razón de lo social ha tenido siempre como enemigo el poder político instituido, y esto no ha cambiado desde el origen de las civilizaciones.

Como ya observó Hegel y subrayó Marx, todos los procesos históricos se producen dos veces como si quisieran con ello dejar la impronta de una necesidad: se repiten porque no fueron azarosos. Por ejemplo, el capitalismo (como forma económica y socio-económica) fracasó antes de asentarse en la historia: en el norte de Italia, acompañado del Renacimiento y la posterior contra-reforma católica, y posteriormente en la revolución francesa de 1789, que fue otro fracaso.

Lo que nuestro presente histórico plantea es si el socialismo (en su sentido o definición marxiana) va ser una excepción a esta regla histórica, o cómo planteó Fukuyama, la globalización es simplemente el fin de la Historia.

El fracaso de la URSS parece que ha hecho desaparecer a Marx de los debates y la filosofía. Tras el fracaso de la Revolución francesa pasó algo parecido con Rousseau y Kant, que desaparecieron de la intelectualidad europea durante la Restauración por los excesos de las jacobinos y su apelación a éstos filósofos (me refiero a la época de Termidor y demás. Robespierre citaba mucho a los ilustrados en sus arengas contra la aristocracia cuando la conducía camino del patíbulo).

Pero en medio de una crisis que está empobreciendo los países capitalistas como nunca se había visto, y con un país como China que se calcula para el 2050 como el país más rico en términos de renta per cápita (si la crisis continúa en occidente, podría alcanzar ese objetivo en 2035), yo creo que no está demás hablar de Marx y del socialismo.

Ahora, con cierta lejanía respecto a los acontecimientos de los ´80 en Europa del este, se empiezan a leer las cosas de otro modo. Leí el otro día esta entrevista en Rebelión que ne ha motivado a abrir este debate.

www.rebelion.org/noticia.php?id=178771&t...F1ado-y-estafado%94-

Un saludo.
Última Edición: 4 años 11 meses antes por dvillodre1.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Eichpil

Marx hoy 4 años 11 meses antes #53

  • Rafael
  • Avatar de Rafael
  • DESCONECTADO
  • Phroneador platónico
  • Mensajes: 98
  • Gracias recibidas 47
A mi parecer tanto el capitalismo puro como el socialismo que nos ha dado la historia, nos han dejado el legado de sus letales consecuencias, el primero por la dominación del capital sobre el hombre y el segundo por una utopía que sobre el papel pintaba bien pero que después en la práctica se corrompió y tuvo las consecuencias letales que conocemos...como por ejemplo Stalin.

Creo que ni el blanco ni el negro son buenos, hay que "inventar" otro sistema, quizás será con tonos de grises.

Actualmente nos encontramos en una etapa dominada a mi juicio por el "capitalismo del desastre" sobre el que Naomi Klein escribió su obra La Doctrina del Shock: El Auge del Capitalismo del Desastre, cuya lectura recomiendo fervientemente, (os dejo un hipervículo al documental sobre dicha doctrina
Que nos habla de como los estados aprovechan determinadas crisis provocadas por desastres naturales, dictaduras, crisis económicas para tomar medidas ultraconservadoras que se perciben por los ciudadanos como "necesarias" para la superación de estas situaciones y que no hubieran sido posible de implantar en sistuaciones de "normalidad".

Aparecen tambien alternativas como la llamada economía del bien común www.cma.gva.es/comunes_asp/documentos/ag...ien_comun_Felber.pdf, que establece una economía que potencia las empresas que tienen una visión social y no meramente capitalista, esto es, primacía de la mayor ganancia en el menor tiempo.

Pero hemos de tener en cuenta que para cualquier cambio posible, tenemos el poder del status quo establecido y todos los grupos de presión que no dejarán tan facilmente de perder su parcela de poder a cambio de nada, si además a esto le añadimos el individualismo y la poca participación del hombre occidental que vive en su "zona de confort" para impulsar un verdadero cambio.

Seguiremos reflexionando...
Última Edición: 4 años 11 meses antes por Rafael.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Eichpil

Marx hoy 4 años 11 meses antes #56

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1471
  • Gracias recibidas 1674
He leído muchos artículos de Naomi Klein y hace tiempo vi el documental. Cualquier punto de vista que es no el políticamente correcto por lo menos rompe con la monotonía y suscita interés. Aunque hay que decir que El Príncipe de Maquiavelo gana en su retrato del poder político a todas la teorías de la conspiración contemporáneas.

La Política es difícil tratarla como "ciencia" o mejor como "filosofía", porque está sujeta a la injerencia de la fuerza, de la violencia, y no pocas veces la causa de una institución humana es exclusivamente esta violencia. Rousseau, por ejemplo, fundaba la transitoriedad de todo en esta necesidad "falsa" (porque en la historia habría que distinguir entre una necesidad "interna" o inmanente de otra "externa" o heterónoma).

Hay una urdimbre que vincula este temática con los otros hilos de los griegos, porque la sofistería sirvió siempre a los antiguos tiranos, y muchos filósofos antiguos lucharon contras estas tiranías defendiendo el "límite" de las cosas (porque un tirano por mucho poder que tenga podrá doblegar una voluntad humana pero nunca el Teorema de Pitágoras, por ejemplo).

Con más tiempo voy traer mi opinión sobre todo esto, la concepción de Marx sobre el devenir del capitalismo, lo que ha pasado y lo que está pasando en el mundo actual. A mí gusta mucho un concepto que utiliza Hegel en sus Lecciones sobre la filosofía de la Historia, contra esta violencia que parece regir la razón histórica y que permite sobrevalorarla: la fuerza de las cosas (ojo!, no la fuerza de este o aquél individuo que sería aquella necesidad externa, sino de las cosas misma como necesidad interna).

Este concepto hace la veces del límite griego y es oportuno para tratar a Marx hoy a la vista de los acontecimientos (pero distinguiendo qué acontecimientos trae causa en la violencia externa o heterónoma y cuál en la inmanente o interna). Sin esta distinción andaríamos como los sofistas: haciendo sólo ciencia del accidente.

Saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Marx hoy 4 años 11 meses antes #82

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1471
  • Gracias recibidas 1674
Para ir desarrollando algunas ideas.

La historia y los acontecimientos sociales a veces los confundimos o pensamos que lo único que la historia añade a la sociología es la ordenación en el tiempo de aquellos acontecimiento, y esto no es cierto.

Lo que la historia tiene de propio frente a la sociología es el valor exclusivo que da a la acción como centro de su ciencia. La psicología de estos actores, o incluso la psicología pública, juega un papel secundario porque históricamente hablando, el individuo o los grupos humanos son lo que hacen (si lo que piensa no está en su acción, entonces no tiene relecancia su pensamiento).

Esto no ocurre en la sociología al uso donde el orden de prioridad se invierte: como la sociología está diseñada como instrumento de control policial, su "ciencia" gira en torno a la previsión del comportamiento y esto centra su atención en la psicología como abtecedenbte de la acción).

Todo esto viene al hilo de iniciar el comentario sobre la actualidad de Marx hoy, pero no bajo la perspectiva de la sociología sino de la ciencia histórica. Por falta de tiempo, haré el comentario a prorrata.

Lo primero que me interesa dejar sentado es esta perspectiva práctica de la actualidad del pensamiento de Marx: no irá referida a la "fenomenología" del marxismo, a su penetración o expulsión de la psicología de masas, sino al estadio de las estructuras políticas y económicas del capitalismo:

1.- Qué fue el keynesianismo como práctica del capitalismo, su necesidad y las consecuencias de su desparación.

2.- Qué es el neoliberalismo, también desde una perspectiva causal que trata de sustituirlo.

Creo que estas cuestiones se relacionan con la actualidad del Marx porque el Libro I de El Capital ayuda a comprender no sólo las crisis económicas como la actual, sino la historia de los últimos 100 años del capitalismo (las guerras mundiales, el keynesianismo, su crisis, el nacimiento y cauda de la URSS, las emigraciones, el neoliberalismo etc.).

Todo ello sin quitarle complejidad o aporías a su pensamiento, como la inidoneidad de utilizar categorías de las ciencias naturales para comprender los procesos sociales e históricos (fallas que afloraron en vida y cuyas correcciones Marx dejó pendiente a causa de su muerte. Y es que no se puede pedir al autor de una nueva ciencia o escuela que la haga nacer ya acabada, como creyó Kant de la Lógica: que salió ya acabada de la cabeza de Aristóteles así como Palas Atenea de la cabeza de Zeus).

Un saludo.
Última Edición: 4 años 11 meses antes por dvillodre1.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Eichpil

Marx hoy 4 años 11 meses antes #83

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1471
  • Gracias recibidas 1674
Sorprende la manera en que Marx relaciona los fenómenos económicos cuantitativa y cualitativamente. Esta relación se suele dar poco entre los economistas desde los orígenes de la Economía Política hasta hoy día (hoy día, menos todavía).

En concreto, es inusual cómo en El Capital un problema meramente cuantitativo como es una contracción de la producción en términos cuantitativos aparece finalmente relacionada con el modo en que se estructura la propiedad, que es un aspecto cualitativo que escapa a los números (a la econometría, que es en lo que se ha convertido hoy día esta disciplina, quedando con ella ciega a la hora de indagar las causas de las crisis y demás).

Como en las economía de mercado la venta (ojo!, no el consumo) es el fin, es decir, que no se vende porque se produce sino que se produce para vender, la demanda es la que determina la oferta como causa final, no lo contrario (como mantiene por cierto la ideología liberal). Esto es claro: lo que se produce y no se vende, el capital que no se realiza en la venta, se pierde.

Entonces tenemos un modelo económico cuyo nivel de producción depende del nivel de demanda solvente (o que se realiza por medio de la venta). Esto es: si el nivel de demanda creciera constantemente, también el de producción y el proceso de reproducción no tendría problemas. Sin embargo, aproximadamente cada década hay una crisis o un desacople entre estos dos niveles: hay una sobre-producción o, visto del lado de la demanda, un sub-consumo. De repente todo el proceso de reproducción del capital se para.

Como causa de estas crisis económicas el liberalismo ha propuesto una tal relación de disparates y tonterías que alargaría en exceso este mensaje comentarlas una a una: la decisión de este o aquél político, o incluso las manchas solares (por su incidencia en la producción agrícola y ganadera).

La tesis de El Capital, y esta temática es fue su hilo conductor, es que estas crisis viene de la relación que hay entre lo que él denominó capital constante y capital variable, expresada en la composición orgánica del capital.

coc= c/v

Como el reparto de la riqueza de la sociedad viene determinado por su participación bajo la forma de capital (c) o bajo la de salario (v), esta simple formulilla de Marx, es una joya porque esconde el secreto que dicta la dinámica toda del capitalismo.

En los siguientes mensajes se verá la magia, el poder de esta ecuación a la hora de dictar los derroteros del capitalismo desde sus orígenes hasta hoy (hasta el boom inmobiliario actual tiene su origen en los cambios de sus variables y las prácticas neoliberales para corregir los desequilibrios que encierra).

Saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Rafael

Marx hoy 4 años 11 meses antes #84

  • Rafael
  • Avatar de Rafael
  • DESCONECTADO
  • Phroneador platónico
  • Mensajes: 98
  • Gracias recibidas 47
dvillodre1 escribió:
Como en las economía de mercado la venta (ojo!, no el consumo) es el fin, es decir, que no se vende porque se produce sino que se produce para vender, la demanda es la que determina la oferta como causa final, no lo contrario (como mantiene por cierto la ideología liberal). Esto es claro: lo que se produce y no se vende, el capital que no se realiza en la venta, se pierde.

A mi parecer en el sistema neoliberal actual la venta es la que marca la economía de la mano de la oferta de bienes y servicios, que en la mayoría de los casos el consumidor no demanda (pues nunca se le hubiera pasado por la cabeza!), pero llegó el marketing y todas sus variables, que quieren vender (y lo consiguen) lo que el ciudadano no quiere, porque se crean necesidades nuevas, y el consumidor se ve arrastrado a comprar compulsiva y constantemente. Esta es la clave del sistema, aquí podríamos hablar de la obsolescencia programada y más cosas, todo para vender y vender. Si no se vendiera el sistema se vendría a abajo, así que los procesos productivos cada vez son más cortos y más rápida la rotación de las mercaderias.

http://www.rtve.es/television/documentales/comprar-tirar-comprar/directo/

El sistema desde luego llevará al consumo de los recursos naturales cuando todos los habitantes de los paises emergentes y los que van detrás (África, etc) quieran tener dos coches, lavadora, lavavajillas, y un sinfín de cosas más...

A mi juicio el neoliberalismo tendrá que transformarse por propia superviencia.

Saludos!
Última Edición: 4 años 11 meses antes por Rafael.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3
Tiempo de carga de la página: 0.260 segundos
Gracias a Foro Kunena