Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: 16 Tesis de Economía Política de E. Dussel

Socialismo 5 años 7 meses antes #1682

  • Jake
  • Avatar de Jake
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • ¿Inocente? ¿Inocente de qué?
  • Mensajes: 1183
  • Gracias recibidas 1424
DV dijo

En los primeros escritos de Marx hay una voluntad crítica a Hegel clara.


No dudo que es así, pero Marx era aún joven. Marx fue un hegeliano de izquierda. No se puede decir que Marx no sea un pensador menor por que no logró hacer una crítica a Hegel en el sentido hegeliano de la crítica. Bertrand Russell denosta a Hegel como uno de los cuatro infortunios de la Filosofía y critica su Filosofía de la Historia, pues da paso a Marx con mucha facilidad. La Filosofía es así, mientras unos eliminarían a Platón, Aristóteles, Kant y Hegel y admirarían a Locke, Hume, Leibniz o Spinoza, como hace Bertrand Russell, otros sitúan a Hegel en lo máximo a lo que la Filosofía pudo dar. Así que cada cual escoge sus vericuetos y el tiempo dará la razón. La Filosofía de Hegel es de una potencia demoledora, pero no menos lo es la de Marx; y este último está denostado por las experiencias que sus intérpretes llevaron a la práctica y Hegel muy admirado, en especial por juristas. En mi caso no es así: pues tanto Hegel como Marx se convierten en fundamentales para comprender lo real. No podría entender el uno sin el otro, y la realidad de las relaciones sociales de producción capitalista con una juridificación de las relaciones laborales para mí no son entendibles sin ambos. La apropiación de los frutos del trabajo, como alienación de la subjetividad, y el sometimiento al Poder de Dirección del propietario del capital como realidad fundamental en las sociedades capitalistas no podrían ser entendidas sin entender a Hegel; ni tampoco a Marx, pues cuando la propia legislación, por secreción del derecho material a través del procedimiento, ha caracterizado al trabajo asalariado como ajenidad en los frutos, en una clara significación marxista de esos frutos como objetivación del sujeto trabajador, no se podrá entender si no se entiende que detrás de ello está Marx y Hegel.
Última Edición: 5 años 7 meses antes por Jake.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Socialismo 5 años 7 meses antes #1685

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1628
  • Gracias recibidas 2019
La Filosofía de Hegel es de una potencia demoledora, pero no menos lo es la de Marx; y este último está denostado por las experiencias que sus intérpretes llevaron a la práctica y Hegel muy admirado, en especial por juristas. En mi caso no es así: pues tanto Hegel como Marx se convierten en fundamentales para comprender lo real. No podría entender el uno sin el otro, y la realidad de las relaciones sociales de producción capitalista con una juridificación de las relaciones laborales para mí no son entendibles sin ambos.

Pero hay que tener en cuenta la "ontología", el curso mismo de las cosas. Todos los filósofos son hijos de su tiempo histórico y la problemática sobre la que giraba la filosofía en la época de Hegel no era la misma que la de Marx. Los separa poco en cuanto al tiempo pero no es tan poco si uno añade el "dónde" porque entre la Alemania de Hegel y la Inglaterra de Marx había más distancia histórica que la podía medir el tiempo (Hegel combatía todavía en pro del advenimiento de la modernidad por el retraso en Alemania, Marx pensaba en Inglaterra desde su decadencia).

Hay un aspecto más profundo que está pasando desapercibido. Lo que trato de decir es porqué Dussel pone gentilicios a la filosofía de la liberación y cómo estas mismas razones le llevan a enjuiciar mal a Hegel. Las dos cosas se relacionan con lo que dije de la reducción de la Lógica hegeliana a una fenomenología.

Todas los saberes que son una fenomenología son antropológicos, en el sentido de que se tratan de saberes humanos, independientemente del estatus de su objeto o del contenido mismo. Esto conlleva al relativismo y Dussel tiene esta tendencia a hablar con gentilicios. Él se escusa en ser "un poco materialista", y le gusta "situar" el pensamiento etc., porque considera que un saber "puro" sin subjetividad es un producto o ilusión fenomenológica porque todo saber en cuanto tal es antropológico. La idea de un saber puro es lo que criticará Marx en su juventud basado en estas mismas razones. Y esto es el quid pro quo que trato de revelar.

Te pongo un ejemplo. Nadie duda que el desarrollo de la astronomía viene de los intereses del comercio y de la navegación. En sus estadios más simple, la observación y estudio de las estrellas viene de la agricultura etc., todo ello por razones instrumentales.

Ahora bien, que el comercio o las relaciones materiales entre los hombres sea causa de la astronomía no significa que la causa de la traslación de los planetas sea el comercio o la navegación.

Se ve cómo en la ciencia hay que distinguir el lado subjetivo, el aspecto formal de las ciencias en cuanto disciplinas humanas, del contenido de las ciencias, porque desde el aspecto formal la astronomía viene del comercio pero desde el punto de vista del contenido, la traslación de los planetas o las leyes astronómicas no.

Entonces, la crítica de Marx responde al primer aspecto, a la causas fenomenológicas de todos los saberes. Pero no a sus causas en cuanto al contenido, que son inmanente al objeto y las deja intacta.

Cuando no se distingue ambos aspecto, se cae en los errores del subjetivismo. Y la primera crítica de Marx a Hegel da pie a ello.
Última Edición: 5 años 7 meses antes por dvillodre1.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Socialismo 5 años 7 meses antes #1688

  • Jake
  • Avatar de Jake
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • ¿Inocente? ¿Inocente de qué?
  • Mensajes: 1183
  • Gracias recibidas 1424
DV DIJO

Pero hay que tener en cuenta la "ontología", el curso mismo de las cosas. Todos los filósofos son hijos de su tiempo histórico y la problemática sobre la que giraba la filosofía en la época de Hegel no era la misma que la de Marx. Los separa poco en cuanto al tiempo pero no es tan poco si uno añade el "dónde" porque entre la Alemania de Hegel y la Inglaterra de Marx había más distancia histórica que la podía medir el tiempo (Hegel combatía todavía en pro del advenimiento de la modernidad por el retraso en Alemania, Marx pensaba en Inglaterra desde su decadencia)



Efectivamente, eso es lo que indica que el pensamiento es situado pero que no flota en el vacío. Hegel trataba de derrocar el Antiguo Régimen e instalar uno nuevo de libertad, derecho, propiedad, eticidad y estado caracterizado por un idealismo que llevaba lo racional a lo real. Marx, un poco después, advirtió que en realidad a lo que se iba a llegar después es que lo real no es tan racional: y lo advertía desde Inglaterra. Pónganse las barbas a remojar, les decía. Porque lo que ocurre no es que el espíritu nos lleve a la libertad y el Derecho: lo que ocurre es que se va a implantar un régimen de “libertad” contractual donde unos serán propietarios y otro solo tendrán como propiedad su propio cuerpo, sangre, músculo y sudor. Y entre ambos tendrán que llegar a acuerdos libremente consentidos en régimen de igualdad jurídica. La realidad de Marx ya es otra a la realidad que Hegel contempló. Un mundo que se va a desarrollar con una nueva servidumbre de ficticia libertad: el trabajo asalariado. Un hecho moderno de las relaciones sociales de producción que Hegel tenía en pañales. Hegel historió el sistema de necesidades sociales que pasó desde la esclavitud a la servidumbre y, por fin, en su época, descollaba en “la libertad” cuyo epitome es la libertad contractual. Marx usó ese argumento pero al revés: la historia sigue y no parará mientras el régimen de relaciones de producción se fundamente en “trabajo asalariado”, porque no hay esa libertad señalada en él. En realidad Marx lo que observa, muy certeramente, es que los individuos concretos (entendido ya como histórico y universal) se ven cada vez más sojuzgados por un poder extraño (¿una perfidia del espíritu universal?: un poder que adquiere un carácter de masa y que no es otra cosa, en última instancia, el mercado mundial. Así lo expresa, certeramente, en la Ideología Alemana, y es la misma realidad que hoy tenemos; y “la liberación”, habla Marx no es otra cosa que la disolución de ese poder. Y esas son las bases marxistas de la filosofía de la liberación. Porque, afirmará Marx, la verdadera riqueza espiritual del individuo depende totalmente de la riqueza de sus relaciones sociales. Vamos, que Marx es claro y diáfano. Otra cosa diferente son sus continuadores, incapaces de leer a Marx en toda su complejidad, posiblemente cegados por las prisas. Dussel es ya un octogenario comprometido con el mundo al que le queda un pequeño pero fructífero aliento, y en mi opinión tiene mucho que enseñarnos; porque aquello que decía Marx es hoy, si cabe, más verdad que entonces; solo hay que acercarse a la cara oscura del mundo para apreciarlo. Aquí: con nuestras comodidades pequeño-burguesas, nuestro auto, nuestra colección de DVDs y de libros o nuestro trabajo pequeñoburgués no seremos capaces de apreciarlo (¿no son hipsters a estos lumbreras underground y alternativos que no son otra cosa que puro consumo? Cómo van a ver estos la realidad de la cara oculta del mundo si no están en África, en México, en Colombia, en Nueva Delhi en los suburbios de las capitales, en los andenes donde se sedimenta lo humano tratado como basura de nuestro propio lugar en una civilización que empieza a parecer barbárica, encementada, y acristalada. Quien haya visto empíricamente eso, quien haya participado en el régimen de explotación explotando y no se conmueva con ello y no sienta el pathos de la indignidad, no puede tener los ojos despejados de legañas.

Última Edición: 5 años 7 meses antes por Jake.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Socialismo 5 años 7 meses antes #1697

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1628
  • Gracias recibidas 2019
La realidad de Marx ya es otra a la realidad que Hegel contempló. Un mundo que se va a desarrollar con una nueva servidumbre de ficticia libertad: el trabajo asalariado. Un hecho moderno de las relaciones sociales de producción que Hegel tenía en pañales. Hegel historió el sistema de necesidades sociales que pasó desde la esclavitud a la servidumbre y, por fin, en su época, descollaba en “la libertad” cuyo epitome es la libertad contractual. Marx usó ese argumento pero al revés: la historia sigue y no parará mientras el régimen de relaciones de producción se fundamente en “trabajo asalariado”, porque no hay esa libertad señalada en él


Cuando se confunde la propiedad con la propiedad privada se confunde también los límites de lo privado con los límites de la propiedad. Propiedad y propiedad privada no son lo mismo (a ver, son lo mismo pero no son lo mismo como la especie y el género).

Estas diferencias son importantes para entender que la propiedad pública es la negación de lo privado de la propiedad pero no de la propiedad misma. Toda la construcción de la Filosofía del Derecho en torno a la propiedad sigue valiendo solo que históricamente surge una forma ulterior, más determinada. Pero los fundamentos antropológicos y políticos son los mismos.

Esto es otra falla del marxismo en general y viene de los mismo: de descalificar todo en base al criterio de una subjetividad de clases. Todo lo que viene de un autor burgués es falso independientemente de su contenido: es falso únicamente por ser burgués....

Esto no es así y desconoce la universalidad que viene del contenido, no del sujeto. La burguesía tuvo un aspecto universal y un componente libertador valedero para todos los tiempos. Cuando se lee y entiende la Crítica de la Razón Práctica como fundamentación de la acción ética (no como "una ética") , Kant no habla como un burgués sino en nombre de la humanidad porque el hombre desde siempre ha sido el legislador de su propio comportamiento (las perspectivas éticas heterónomas son una falacia en cualquier tiempo histórico).

Aqui se confunde algo que Hegel comenta también en la Ciencia de la Lógica relativa a los medios y a los fines. Desde Aristóteles, el fin era lo universal y permanente frente a los medios, que eran lo efímero y temporal.

Con Hegel se empieza a revalorizar el trabajo (en general el mundo de la práctica, algo burgués en su época porque en esta época al trabajo estaba ligada a la burguesía, revalorización que fue una de las notas esenciales del Renacimiento: Leonardo resume esta revalorización cuando dijo que el saber tenía que mancharse las manos..). Cuando trata la Teoleología y estudia el Trabajo, Hegel invierte la "dignidad" del fin y la traspasa al "medio". Viene a sostener los siguiente.

Los fines en tanto que deseo vinculados al trabajo son lo efímero: uno tiene hambre y construye una escalera para coger un fruto. El fruto lo coge y se lo come. El apetito se satisface y el hambre desaparece...pero la escalera permanece, sobrevive al hambre.

Y concluye Hegel: la historia de la humanidad no sería posible sin la permanencia, sin la "dignidad" de los medios. Por ejemplo, el que "inventó" la agricultura, o el fuego, la rueda, el primero que inventó un "canoa" para navegar etc.....detrás de todos estos inventos hay fines finitos: el cromagnon que inventó en fuego lo inventó para él, para su apetito, pero su inventó quedó para la humanidad.

¿Me explico? La burguesía construyó teorías y trajo al saber (al saber universal) aspectos vinculados a sus "apetitos" pero que, como el fuego, han quedado y quedarán para la humanidad. La idea de Autonomía de la Voluntad como fundamento de la Libertad es una de ellas. El contrato social de Rousseau es otra.

El error de muchos marxistas es confundir los fines con los medios y descalificar todo por culpa de la subjetividad de clases. Sería absurdo renunciar a la agricultura porque fuera una práctica de los imperios antiguos, o la brújula y telégrafo por ser burgués. Pues lo mismo, sería renunciar a la fundamentación del Derecho y la Política desde aquellas bases kantianas y hegelianas etc.

Otra cosa es que la burguesía acabe contradiciendo sus propios orígenes y se separe de sus fundamentos universalizadores. Criticar por tanto la Filsofía del Derecho de Hegel por ser la obra de un burgués, es no juzgar nada (se juzga en base a un accidente). Hay que juzgarla por la universalidad de sus contenidos.Así con todo.

El ejemplo más claro es esta "dignidad de los medios" es la misma filosofía griega, que es un filosofía para la humanidad.

Un saludo.
Última Edición: 5 años 7 meses antes por dvillodre1.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Socialismo 5 años 7 meses antes #1698

  • Jake
  • Avatar de Jake
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • ¿Inocente? ¿Inocente de qué?
  • Mensajes: 1183
  • Gracias recibidas 1424
Un saludo Dv.

El error de muchos marxistas es confundir los fines con los medios y descalificar todo por culpa de la subjetividad de clases.

Los marxistas tuvieron muchos errores, pero los marxistas no son Marx; de lo que se trata es de investigar a los filósofos: A Marx o Dussel y sus categorías para pensar lo real y sus esencias. Cuando Marx habla de clases no está hablando de subjetividades individuales, sino de categorías filosóficas y de sujetos abstractos, pues. No piensa en este o en aquel, ni califica a tal o a cual como burgués y, como tal, trata de descalificarlo. Eso lo pueden hacer mediocridades del pensar, pero no desde la filosofía, que es de lo que se trata, como he afirmado. La burguesía como clase se refiere a la categoría para la crítica de la Economía Política de aquellos que dedican su dinero para crear dinero. Esto es: es un constructo conceptual. No es tal o cual personaje. Cuando habla de proletario está refiriéndose a aquel sujeto que para subsistir debe vender su tiempo de vida (trabajo) enajenadora bajo las ordenes e instrucciones de otro. Son categorías que si se juridifican dan lugar a sujetos jurídicos, que es de donde surgirá el Derecho Laboral, por ejemplo. Marx no los usa como sujetos concretos, pero si usa metáforas judaicas para expresar los hechos que ocurren en esa relación: sudor y sangre (vida) que se extrae de ellos (valor) y que es apropiado no por una comunidad sino por aquellos sujetos. Los marxistas pueden haber caído en muchos errores, pero Marx no.

Sería absurdo renunciar a la agricultura porque fuera una práctica de los imperios antiguos, o la brújula y telégrafo por ser burgués.


¿Y quién afirma eso?

Pues lo mismo, sería renunciar a la fundamentación del Derecho y la Política desde aquellas bases kantianas y hegelianas etc.

Pero se pueden hacer otras reformulaciones: Por ejemplo Dussel tiene obras interesantísimas sobre Ética y Política. Y sobre el asunto de la propiedad en Hegel habría que discutir algunas cosas.

La burguesía tuvo un aspecto universal y un componente libertador valedero para todos los tiempos. Cuando se lee y entiende la Crítica de la Razón Práctica como fundamentación de la acción ética (no como "una ética"), Kant no habla como un burgués sino en nombre de la humanidad porque el hombre desde siempre ha sido el legislador de su propio comportamiento (las perspectivas éticas heterónomas son una falacia en cualquier tiempo histórico).


Nadie lo duda. Nadie duda que tenga un carácter universal para todos los “sujetos racionales”. El caso es que si de hecho alguien tiene fuerza (poder, armamento…) suficiente como negar la condición de sujetos racionales a, por ejemplo, “los mescaleros” o “Apaches”, la universalidad sirve de poco: porque la experiencia nos dice que determinados “sujetos racionales” han atacado poblados de mujeres, niños, y valientes guerreros con arcos y flechas; mientras el ataque se lanzaba con rifles de repetición, revolver en mano, y a cañonazos. “Sujetos racionales”, muy kantianos, destrozan ciudades milenarias, como Bagdad –centro comercial del mundo antiguo-, con “tomahawk”

Otra cosa es que la burguesía acabe contradiciendo sus propios orígenes y se separe de sus fundamentos universalizadores
.

La burguesía no ha hecho otra cosa en su vida: la contradicción parte de la propia posición en la relación productiva. Su objetivo es la codicia. Atesorar dinero para hacer más dinero. No tienen otro fin. Nada inmoral si no fuese porque para lograr eso se hace mediante una transferencia de valor que no es pagado. Ese fue el descubrimiento de Marx: la falacia de la libre composición de voluntades en las relaciones de ajenidad laboral; para Dussel es una trasferencia de valor desde el mundo colonizado a la metrópoli colonial; pues para él, y creo que tiene razón, capitalismo y colonialismo van a la par.

Los fines en tanto que deseo vinculados al trabajo son lo efímero: uno tiene hambre y construye una escalera para coger un fruto. El fruto lo coge y se lo come. El apetito se satisface y el hambre desaparece...pero la escalera permanece, sobrevive al hambre.

Yo he visto otras realidades. Se coge el fruto, se lleva a Mercamadrid, y allí se pudre, sin que nadie se lo coma. Y lo más sorprendente de todo es que al agricultor se lo pagan, malamente, pero se lo pagan. Lo que hay detrás es dominación de mercado por parte de determinadas distribuidoras que prefieren no comprar ese excedente porque es suficiente con la producción que lanzan al mercado para que el precio sea lo suficientemente elevado para que ellos, en la constricción que realizan, se apropien del valor del trabajo de producción de los frutos: y el hambre continua. Porque el hambre es lo que no ha solucionado la filosofía hegeliana, por ejemplo.
Última Edición: 5 años 7 meses antes por Jake.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Socialismo 5 años 7 meses antes #1700

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1628
  • Gracias recibidas 2019
Nadie lo duda. Nadie duda que tenga un carácter universal para todos los “sujetos racionales”. El caso es que si de hecho alguien tiene fuerza (poder, armamento…) suficiente como negar la condición de sujetos racionales a, por ejemplo, “los mescaleros” o “Apaches”, la universalidad sirve de poco: porque la experiencia nos dice que determinados “sujetos racionales” han atacado poblados de mujeres, niños, y valientes guerreros con arcos y flechas; mientras el ataque se lanzaba con rifles de repetición, revolver en mano, y a cañonazos. “Sujetos racionales”, muy kantianos, destrozan ciudades milenarias, como Bagdad –centro comercial del mundo antiguo-, con “tomahawk”


La violencia tiene como principio lo finito y lo particular. Como nadie se puede alimentar por la boca de otro ni el mismo alimento alimentar dos bocas, surgen las lucha por los recursos y las fuentes de la riqueza, incluido el trabajo. Este principio se corresponde al Entendimiento no a la Razón. Y por lo mismo Kant quiso fundamentar la "Razón" práctica, no el "entendimiento" práctico, al margen de lo particular: de los deseos, apetitos etc.

Lo particular es la causa de la Sociedad Civil, de la economía y de todo el sistema de Necesidades (Principios de la Filosofía del Derecho &182 y ss.)

Lo que tu llamas "sujeto racional" es precisamente el individuo particularizado por sus necesidades, deseos y apetitos. El sujeto kantiano es otro. El mismo Marx sostiene en la Ideología Alemana que este sujeto universal de los filósofos no vendrá de manos del pensamiento ni la filosofía sino que será resultado del estadio de la historia y la industria. Que el sujeto particularizado es un producto histórico-práctico y su solución es también histórica-práctica.

Si hay que hacerle una critica a la filosofía política de Kant o a Hegel es porque sus pretensiones de universalidad se quedaron cortas, en lo teórico, pero no por tener esta pretensión (ello es lo que tiene de eterno y valedero). Ni siquiera entre los griegos se pensó el hombre en su universalidad, como muestra la tolerancia hacia la esclavitud. Que lo que es el hombre, tienen que serlo todos los hombres, es el principio universal que la burguesía lega a la posteridad. Los mismo ideales del pensamiento socialista son hijos de este principio.

Yo he visto otras realidades. Se coge el fruto, se lleva a Mercamadrid, y allí se pudre, sin que nadie se lo coma. Y lo más sorprendente de todo es que al agricultor se lo pagan, malamente, pero se lo pagan. Lo que hay detrás es dominación de mercado por parte de determinadas distribuidoras que prefieren no comprar ese excedente porque es suficiente con la producción que lanzan al mercado para que el precio sea lo suficientemente elevado para que ellos, en la constricción que realizan, se apropien del valor del trabajo de producción de los frutos: y el hambre continua. Porque el hambre es lo que no ha solucionado la filosofía hegeliana, por ejemplo.


La causa del hambre es anterior a los mercados. En el apéndice & 245 de los Principios de la Filosofía del Derecho Hegel adelanta la crítica de Marx 100 años: en las sociedades modernas no se puede eliminar la pobreza ni por la mediación del trabajo, ni sin ella.Sin ella porque consumiría los recursos de la sociedad. Con ella, porque generaría exceso de producción o la carencia de consumo.

La única solución es cambiar el modo de producción y esto es una cuestión de orden práctica. La filosofía es anterior a este problema y sobrevivirá a este problema.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.253 segundos
Gracias a Foro Kunena