Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: El pensamiento de Carlos Marx.

El pensamiento de Carlos Marx. 4 años 10 meses antes #3792

  • Eichpil
  • Avatar de Eichpil
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1500
  • Gracias recibidas 1332
Hola, Jake:

En el marxismo, tal como lo veo yo, se intentó basar en una situación objetiva que provocaba la aparición de solidaridad. Funcionó hasta cierto punto, pero luego caía. Entre otras cosas, ante otros entes que también generan algún tipo de solidaridad, como los estados cuando la I Guerra Mundial, que hizo desaparecer de un plumazo el internacionalismo proletario. La cuestión es cuanto puede aguantar la ética sin algo inmediato que te haga quedarte en ella. La conciencia, para grandes masas, la veo complicada. De hecho, no hace mucho leí el La especie elegida, de Arsuaga. Hacia el final habla de las razones del éxito evolutivo del lenguaje, y dice que es por la posibilidad de unificar la acción de los hombres. Lo malo es que para nada habla de que tenga algún tipo de interés que lo que dicen sea cierto. De ahí a considerar el surgimiento de los mitos como el medio de unificar esa acción en sociedades relativamente homogéneas culturalmente, creo que va medio paso. Y la tendencia a que nos vuelvan a colar los mitos, con tal de que se disfracen un poco para que pasen razonablemente bien la prueba de la lectura. Las metafísicas de la separación son un buen ejemplo. Ser crítico da, en proporción, pocos frutos, al menos a corto plazo... De hecho, también llevo tiempo pensando que la acción requiere rigidificación del pensamiento, lo que acaba necesariamente alejándonos, eso sí, más o menos, de la verdad.

Saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El pensamiento de Carlos Marx. 4 años 10 meses antes #3793

  • El Abel
  • Avatar de El Abel
Hola Eich,

Creo que ahora se entiende mejor porque tal como estaba expuesto al principio parecía que había una imposibilidad de organización social sin el Estado moderno con un ejemplo bastante contradictorio.

En ese sentido, señalar que el proyecto de Marx era la de una sociedad sin clases que supondría de forma natural el fin del Estado tal como lo concebimos en el sentido de una contínua ingerencia en la propiedad privada. Marx consideraba que tras una fase intermedia en el que convivían formas de producción capitalista y colectiva, denominada sociedad socialista, en el que las clases todavía existirían de manera más atenuada, se podría llegar a una sociedad comunista, sin clases, en las que los medios de producción serían propiedad colectiva (no necesariamente del Estado, de ahí la deformación producida), por lo que el hombre no tendría que alienarse en la venta de su propio trabajo.

Pero el Estado continua. Teniendo en cuenta lo anterior: ¿cómo sería el derecho natural, si es que tiene sentido en tal contexto, si el derecho a la propiedad de los medios de producción está limitado? Si efectivamente la ética es el fundamento creo que Marx, en un sentido liberal, debería haber previsto esto. Personalmente no tengo noticia al respecto

Saludos
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El pensamiento de Carlos Marx. 4 años 10 meses antes #3800

  • Eichpil
  • Avatar de Eichpil
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1500
  • Gracias recibidas 1332
Hola, Abel:

Justamente, el estado continúa pese a la predicción de su desaparición, y el fallo es achacable, a mi juicio, a la confusión entre el análisis del ser y del deber ser en que incurre Marx. Por eso, aunque ha hecho un análisis magnífico de la sociedad capitalista, de enorme influencia, hay que filtrar muy bien sus teorías, y llenar sus lagunas, que son abundantes, si queremos utilizarlas para fundamentar alguna práctica que funcione.

No entiendo muy bien el problema con el derecho natural, así que vamos a empezar por aclarar los principios. En el Ciudad y Ciudadanía, libro de texto de FiloPolí, hay un apartado sobre el derecho natural. La primera cuestión, es que surge por oposición con el derecho positivo, ya en la antigua Grecia, entre lo justo por Phýsis y lo justo por nomos. El concepto es el de la afirmación de una naturaleza humana racional que dicta normas básicas de conducta correcta. Pero hay que basarla en algo, más allá de la norma de no hacer a los demás lo que no quieres que te hagan a ti..

Tras pasar por el estoicismo, en la Edad Media la ley natural es reflejo de la esencia divina y a su ley se subordina. El iusnaturalismo moderno comienza a afirmar la independencia del derecho natural con respecto a los poderes políticos y religiosos, para fundarse en una construcción racional basada en la libertad y la autonomía del ser humano. Pero estas fundamentaciones han caído actualmente, como se estudia en Ética con el problema de la fundamentación. Parecen precisar de una metafísica de la separación, aunque vaya habilmente oculta, pero suele perder aceite con facilidad. No en vano, en la Revolución Francesa, representaron a la Razón como a una diosa y tuvo templos dedicados.

Tras este barrido, ¿de qué hablamos realmente al nombrar al derecho natural? A mi solo se me ocurre volver a Sartre: queremos ser mejores, queremos sentirnos mejor en el mundo, ser solidarios en vez de estupidamente jerárquicos (somos jerárquicos, pero es posible ser jerárquico bien), y debe ser posible, aunque tenga todo en contra. Insisto en mi vieja postura: puede que exista algún ser trascendente, pero por definición, no podemos comprobarlo, llegar a él y preguntarle. Y si podemos llegar (nosotros) y conseguir afectarlo de algún modo, creo que no podemos llamarlo Dios ni ser trascendente. No afectaría realmente a nuestra autonomía, aunque tuviera un poder inmenso sobre nosotros.

Saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El pensamiento de Carlos Marx. 4 años 10 meses antes #3803

  • Jake
  • Avatar de Jake
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • ¿Inocente? ¿Inocente de qué?
  • Mensajes: 1200
  • Gracias recibidas 1452
Hola Eich

El marxismo -con las excepciones debidas-, tal y como lo veo yo, es una aberración intelectual cuando de la teoría se llevó a la praxis. Por eso y por la propaganda contraria la palabra "marxista" tiene unas connotaciones negativas a día de hoy. La praxis política de aquellos que se denominaron marxistas, la vanguardia de partido, y los socialismos reales, por un lado. La interpretación torticera que desde las fuerzas ideológicas contrarias llevan a entender a Marx de un modo sesgado. Ambas posiciones. Pero aquí somos de Filosofía. Nada tenemos que ver con ambos lugares expuestos: ni marxistas prácticos del siglo XX, ni reaccionarios de la contra; sino gente crítica del siglo XXI, que puede y debe leer a Marx con la mirada de Marx, para lo que importa: la realidad de hoy. Sus textos no han perdido vigencia, tan solo hay que adaptarlos a la realidad hoy, desde un pensador filántropo del siglo XIX. El Capitalismo que describió sigue hoy más vigente que en su época en lo que se refiere a su "mundialización". Hace unos años escuché en boca de un profesor de filosofía de la Universidad de Extremadura que se llamaba Romano García que él se calificaba como "marxiano" y católico -su hijo es amigo mío-. Había estudiado para cura, pero se salió del seminario y se matriculó en filosofía, dirigiendo una revista filosófica muy importante durante los años 60, donde entró en contacto con el exilio filosófico,siendo discípulo, cómo no, de Aranguren. Su primer trabajo fue en en la Universidad Católica de Nicaragüa como profesor, durante los tiempos de Somoza, cuando desde la propia universidad nicaragüense estaba surgiendo un movimiento marxista y católico y vivió la guerra, el movimiento de liberación sandinista y lo que hacía la contra. Escribió algunos libros, como "opresión y revolución". A mí lo de "marxiano" me llamó la atención entonces.


Vamos a ver, Marx no expuso una teoría política con la cual pudiera fundamentarse una organización económica justa en la tierra; no le dio tiempo a hacerlo o no pudo, o no tenía herramientas para ello. Pero el fundamento es la ética, esto es una organización económica justa, con unos principios normativos sobre la economía, donde su doble cara es "la política". Una política y una economía son campos diferentes, con sistemas diferentes, donde se determinan unos a otros. Marx vivió en una época donde la palabra revolución estaba a la orden del día, y los pisoteados por el sistema tenían ansia de libertad, de poder y de venganza -la peor cara del marxismo- que si Marx lo hubiera visto, hubiera aborrecido de ello. Pero lo que Marx observa es una espiral de determinaciones que determinan del campo político al campo económico. Entonces no podía usar estos términos, pero hoy si se pude hacer. No es tiempo de revoluciones, pero si de cambios y evoluciones, desde la política y la economía. El capital no es un sistema económico eterno, como creen Hayek, o Popper, -tampoco es el imperio de los 1000 años, como creen los norteamericanos-; no es más que el sistema económico de "la modernidad". Pero la modernidad no es eterna, tal vez el riesgo ecológico, tal vez el desastre económico mundial en países como USA, la transformación del mundo capitalista en el mundo de Blade Runner (un mundo futurista de modernidad capitalista). Cualquier cosa hará producir un cambio del sistema mundo: y un cambio de época que trasforme la modernidad. Una época trans-moderna, ¿por qué no? donde el contenido del sistema económico sea ético, justo, y se respete la pluralidad cultural, donde sea precisamente la tradiciones culturales pisoteadas, las que se encuentran en la exterioridad, las que vayan generando las determinaciones económicas y políticas para ello. Ya se está haciendo.Una economía equivalencial y justa sin robo de plus-trabajo puede ser posible. Otro mundo más justo para con los pobres y excluidos puede ser posible. Ese es el legado de Marx: que esos pobres y excluidos serán los constructores de la trasnmodernidad, cuando la modernidad capitalista no dé más de sí, cuando en el mundo la lluvia ácida destruya todo y no haya ya sol será tarde; solo la esperanza en que la humanidad sea tan necia para llegar a ello. Entonces, entonces se darán cuenta que sí, Marx tenía razón.
Última Edición: 4 años 10 meses antes por Jake.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Germán, mavi, Eichpil

El pensamiento de Carlos Marx. 4 años 10 meses antes #3806

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • CONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1635
  • Gracias recibidas 2034
Hola:

Pero el fundamento es la ética, esto es una organización económica justa, con unos principios normativos sobre la economía, donde su doble cara es "la política". Una política y una economía son campos diferentes, con sistemas diferentes, donde se determinan unos a otros


A mí me parece dudosa esta interpretación del pensamiento de Marx porque parece más obedecer al penduleo reactivo al economicismo que a la posición de Marx. El S. XX en general, ha significado un descenso del nivel de la filosofía respecto del S.XIX, no sólo en relación a Marx: por ejemplo, las re-lecturas de Kant (el neo-kantismo) también está por debajo de Kant. Nosotros hemos perdido las aspiraciones holísticas y sistemáticas de la realidad como un Todo, desde las que los decimonómicos hurgaban lo verdadero.

El punto de vista de la totalidad tiene su importancia en lo siguiente: como el Todo carece de fuera, la ciencia se ve obligada a buscar las causas y principios como auto-fundamentación, y esto trae la perspectiva de la inmanencia. El punto de vista especulativo coincide con esta perspectiva inmenente y Total: como no hay instancias exteriores, la razón hay que buscarla en las cosas mismas.

Esta cambia la tradición de 1.500 años de cristianismo, donde Dios era la causa exterior de todas las cosas.

Pues este breve esbozo del pensamiento decimonómico vale para comenzar a pensar a Marx.

No hay nada que obedezca a una causa exterior (esto es una ilusión del estoicismo y la conciencia infeliz). Marx estudia el capitalismo a fondo precisamente para encontrar en su interior su propia negación, no fuera : las mismas leyes que dieron lugar al origen y desarrollo del capitalismo serán las mismas que lo harán desaparecer. Esta afirmaciones hay que entenderlas Siempre en sentido potencial: se trata de leyes que posibilitaron su nacimiento, posibilitan su desarrollo y posibilitarán su desaparición. La esfera de la voluntad tiene que actualizar después estas posibilidades porque ni la sociedad ni la historia es un mecano.

Entonces, según como consideremos a la ética aquella afirmación se separa de Marx o no. Quiero decir: si apelamos abstractamente a la ética como negación del capitalismo, estamos falseando a Marx. Por muy injusto que sea el capitalismo, si posibilita lo que Marx llamó la reproducción capitalismo simple y el mantenimiento del orden (las clases dominantes con sus privilegios aún a costa de las penurias ajenas), el capitalismo seguirá manteniendo su dominio (que es aquél dominio de los privilegios).

La ética sólo tendrá un papel relevante cuando le llegue el turno a la imposibilidad del capitalismo, es decir, cuando su propia dinámica imposibilite su reproducción simple. Entonces llega el turno de la "voluntad abstracta" como actora o principio activo. Esta era, a mi juicio, la idea de Marx: pesimismo en relación al voluntarismo ( y la historia parece corroborarlo).

No se si expresé bien la relación, a mi juicio, entre Marx y el liberalismo. La imagen una crisálida viene bien: el gusano que se esconde bajo el caparazón y, oculto, metamorfosea su cuerpo hasta convertirse en mariposa.

Para Marx, las sociedades modernas son como estas crisálidas: el capitalismo es un proceso que transita también entre dos contrarios o "cuerpos" solo que gusano representa e momento humanista y liberador, y el último, la mariposa lo contrario: la violencia y la opresión.

Marx dejó un lado la ética por su papel relegado al juego de las posibilidades prácticas: a mi juicio, ello no justificará el "economicismos mecanicistas" de los marxismos del S.XX, sino la delimitación primero de lo más básico: lo posible para dejar después entrar a lo necesario.

Pero si concebimos la ética concretamente como un momento posterior, se podría decir que la justicia es la causa final del socialismo en Marx, pero se trataría de una justicia entendida no como voluntad abstracta sino como adecuación del sistema de las necesidades sociales a sí mismo.

Esto se reduce a la diversidad de puntos de vista a la hora de entender qué es lo prioritario, bien desde la causa material o bien desde la final: ¿Qué es lo primero: lo posible o lo necesario?. Esta pregunta no es ninguna tontería.

Un saludo.
Última Edición: 4 años 10 meses antes por dvillodre1.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Germán, Eichpil

El pensamiento de Carlos Marx. 4 años 10 meses antes #3812

  • Germán
  • Avatar de Germán
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Amunt, anima forta.
  • Mensajes: 2758
  • Gracias recibidas 1788
Lo que se come Marx es la causa eficiente, y la formal la subordina a la material, y ahí en el fondo siempre está Aristóteles, que es la madre del cordero.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.248 segundos
Gracias a Foro Kunena