Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: El arte de filosofar a martillazos

El arte de filosofar a martillazos 3 años 1 mes antes #9909

  • danledan
  • Avatar de danledan
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 345
  • Gracias recibidas 392
Hola a todos,

Muy interesante lo que comentas Abel. Me parece que Nietzsche tiene una entrada nihilista en la filosofía siguiendo a Schpenhauer, pero luego nace en él una propuesta: afirmar la vida en vez de negarla, de ahí brota el vitalismo.

Respecto a ese principio de nada, me parece que llegamos a una de las grandes paradojas de todo esto que hemos llamado realidad y me explico: para que hablemos de nada o algo, entiendo que ha de existir una consciencia que sea capa de dar cuenta de esto.

Planetas rocosos sin vida, perdidos en el Universo son algo o son nada. Sin algo que pueda certificar esa existencia es como si fuese nada. Si los animales no poseen una alta conciencia de que existen, o esta es nula, qué diferencia puede haber entre que existan o no.

Si un Universo, o una totalidad, no alberga quienes den cuenta de su existencia cómo diferenciar esto de la nada? Si la conciencia humana, que da cuenta de lo que existe, es algo efímero en la historia del Universo, qué diferencia puede haber entre que haya nada o algo?
Última Edición: 3 años 1 mes antes por danledan.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El arte de filosofar a martillazos 3 años 1 mes antes #9911

  • Germán
  • Avatar de Germán
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Amunt, anima forta.
  • Mensajes: 2741
  • Gracias recibidas 1747
Abel, así me quedé yo con el gol de Messi. :sick:
El administrador ha desactivado la escritura pública.

El arte de filosofar a martillazos 3 años 1 mes antes #9912

  • danledan
  • Avatar de danledan
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 345
  • Gracias recibidas 392
Abel, es que está la nada de los filósofos y la de los científicos. Una nada como un vacio de materia, por ejemplo, sería una nada más científica, y la nada filosófica sería esa nada conceptual en la que no hay ni un campo, ni leyes, nada de nada.

Respecto a la nada como principio ordenatorio frente a una lógica, big bang etc que comentas; en esto entiendo que los científicos se suelen agrupar en posiciones realistas o en instrumentalistas; los segundos no creo que sostengan que hay un 'principio ordenatorio', sino que es más bien interpretación humana. Entre esto y decir que el principio ordenatorio es la nada no creo que haya mucha diferencia.

Por otra parte, y es un poco lo que planteaba, la nada parece un concepto absolutamente humano. Ya que sin observadores conscientes, como los humanos, que pueden concebir la nada frente a que haya algo, qué sentido tiene plantearse esto.

Es una de las grandes paradojas, el que haya algo o no depende también de observadores conscientes que puedan aseverarlo. Si no es así que haya algo o no, materialmente o no, parece irrelevante.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris

El arte de filosofar a martillazos 3 años 1 mes antes #9914

  • danledan
  • Avatar de danledan
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 345
  • Gracias recibidas 392
Hola a todos,

Abel, de cómo de un vacío absoluto surge el Universo, o los Universos previos, o la totalidad de Universos, es también tema aparte. O en su variante de cómo de la nada surge el Universo; pero de esa nada total filosófica. Curioso y extraño.

Respecto a que hay un "algo". Al algo que yo me refería es al puramente consciente, esto quiere decir o bien pensamiento o materia, como se quiera, algo donde se puede decir que hay algo o que hay nada.

Para constatar la nada tiene que haber oposición a algo, esto es a lo que me refiero.

Por eso me parece que es un concepto humano. No creo que un planeta se plantee si hay nada o no. O una planta, la diferencia la ponemos los observadores conscientes. Siendo o no todo un invento o un "teatro" humano, para que se plantee esa posibilidad, la nada como principio ordenatorio o primer principio, o cualquier tipo de aproximación al asunto, se requiere alguien que haga esa reflexión y esa observación.

El papel de los humanos es bastante paradójico por eso. Incluso para negarle su capacidad de entender la realidad, como apuntas tú, hace falta un discurso humano que establezca esto.

Se parece a algo de lo que ya salió en otros debates: aún cuando me dices Abel, o me decís, que es un teatro, que no hay nada, al menos algo comprensible, lo que se quiera, incluso para eso se está dando una explicación final. El sentido aquí sería ese: la negación de sentido.

Decir que no hay ningún sentido es darle ya un sentido al asunto, como hemos apuntado en otras ocasiones.

Pero por no salirnos del tema de la nada, en este caso como principio ordenador. Cuando yo comentaba que el instrumentalismo es un poco eso, lo que quería decir es que es la antesala de esa idea.

Podemos discutir si relativismo y nihilismo son lo mismo. No son lo mismo siguiendo exclusivamente su definición, pero yo creo que el relativismo antecede al nihilismo. Es más o menos lo mismo decir que no hay una verdad objetiva que no hay nada que se pueda comprender, o que no hay nada verdadero.

Por eso comentaba que si pensamos que esto de las leyes físicos y demás es puro invento, que sirve para manejarnos pero que no tiene nada que ver con la realidad y que no hay un principio ordenador, sino que esto es invento humano, es como decir que el principio ordenador es la nada.

Entiendo que es como negar que haya principio ordenador. Ahora bien, si lo que se dice es que hay un principio ordenador, claro que lo hay, y este es la nada. Ya estableceriamos que ese principio ordenador existe en tanto a que se construye o radica en lo que denominamos la nada, por lo tanto ya sería algo.

Decir que hay un primer principio ontólogico y que este es la nada es darle un valor, algo; ahora bien, decir que no hay principio ontológico en absoluto, y que todo es una interpretación humana, en la que es altamente seguro que no haya nada ni remotamente así, es otra cosa; esto es decir de otro modo que hay nada. Negar el principio ordenador es establecerlo como nada.

Por eso me parece que no hay tanta diferencia en decir que no hay principio ordenador o decir que no hay nada. Al menos algo que nosotros podamos aprehender.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris

El arte de filosofar a martillazos 3 años 1 mes antes #9916

  • Cris
  • Avatar de Cris
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1757
  • Gracias recibidas 2081
Hola Abel, dices
Esta tarde he tenido una extraña sensación. Cuando conduzco solo durante horas pongo las conferencias de Dario Szt... Hoy tocaba Heidegger y Nietzsche. Este profesor explicaba, magistralmente, como estos dos autores sostenían que en el fondo de todas las cosas no hay nada, que no existe un principio ordenador, llámese Dios, Big Bang, Cosmos o Naturaleza. Al principio y al final lo único que encontramos, es nada, carencia de sentido. Que la existencia como tal se sostiene sobre el vacío, que en su profundidad no hay más que vacío y lo llenamos con invenciones artísticas, con conceptos de paja como Dios o con muchas ecuaciones.
Eso lleva irremediablemente a una angustia, a que tengamos ese vacío en nuestro interior. Desde un punto de vista conceptual uno puede entender lo que están queriendo decir pero otra cosa es vivirlo. De repente, me sobrecogí, sentí un pavor, una angustia tremenda. No lo calificaría de miedo pero era un estado mental y emocional difícil de gestionar. Tuve que parar en una zona de descanso. Este estado tornó en la misma sensación que se tiene al meditar: ausencia y vacío.
Ausencia y Vacío, tal y como lo describes parecen lo mismo. Un par de experiencias personales, la primera tiene que ver con mi rechazo a la religión, entonces tenía 14 años y hacía preguntas incómodas al respecto, preguntas que tenían mucho que ver con la vivencia que relataba antes, preguntas que se concretaban en "y al morir, subes al cielo y vives eternamente contemplando a Dios" algo así me decían y en mi cabeza quedaba martilleando ese "eternamente", entonces preguntaba "sí, pero ¿durante cuanto tiempo?" y me respondían "¿toda la eternidad?", "si pero ¿cómo acaba eso?", "nunca, siempre, eterno", pero ¿hasta cuándo?, ¿y luego qué?", "no tiene fin, es eterno" y vuelta a rayarme la idea de eternidad por su inconcreción, su falta de límites, en definitiva, su ser NADA.
Agosto 1999, salimos de la habitación 1010 pero no todos y comienzo a sufrir la "ausencia". Entonces la pregunta era "¿dónde?", la realidad se completaba con todos sus elementos pero no había un sólo lugar donde pudiera encontrarla a ella. Comprendí los versos de Jorge Manrique "ubi sunt" . ¿Dónde, dónde, dónde? y chocaba una y otra vez con "no ser" y sentía esa angustia que creo te cuesta tanto gestionar Abel. La vida vino al rescate en una de sus formas más patéticas y lamentables. Me perdía en mi abstracción, me debatía entre preguntas sin respuesta, me cabreaba pensando en la existencia de un Dios al que en aquel momento le habría pegado un puñetazo si llegamos a cruzarnos, básicamente pasaba las etapas de lo que en psicología llaman el duelo. En mi oficina con un jefe de crucero constante y cinco generales sin nadie a quien mandar se produjo una batalla de egos de la que fui ajena pero a la que me incorporaron inmediatamente, por amistad se me puso en una facción. Se desarrollaron escenas de extrema violencia verbal con las que Alfred Hitchcock habría creado otro guión como el de "La soga" o algo así de claustrofóbico. Así que la Vida sin la menor consideración me pasaba por encima como una estampida de bisontes y mientras yo me desenredaba a todo trapo de mis abstracciones, teléfono en mano con ganas de llamar a los antidisturbios, allí se podía acabar representando Puerto Hurraco II. Aquí quiero entroncar con el "vitalismo" del que habla Dan en que desemboca Nietzche, si no le entendido mal. Me pinté la cara con colores de guerra, hice un rito en soledad de despedida, me tatué su nombre por todo el cuerpo para eludir el olvido, una de las entradas al Vacio y me lance a correr, con bisontes, con caballos, con lobos, en grupo, en manada, a veces sintiendo la fuerza y el viento, otras con más dificultades, pero corriendo siempre, sin otro fin que el de mis fuerzas, sin otro destino que mi fluir, con recursos como amor, amistad, filosofía, para correr con coherencia y no como un pollo sin cabeza.
El otro día en la Casa del Libro tuve en mis manos "Nietzche" de Heidegger, es grande, se podían oir tambores debajo de sus tapas, también bajo las de Persepolis 1 pero recordé la frase de Germán, "no te disperses", valeeee, después, en junio.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Germán

El arte de filosofar a martillazos 3 años 1 mes antes #9917

  • Germán
  • Avatar de Germán
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Amunt, anima forta.
  • Mensajes: 2741
  • Gracias recibidas 1747
Eso, eso, no te disperses, que ya están ahí las pruebas. :unsure:
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris
Tiempo de carga de la página: 0.232 segundos
Gracias a Foro Kunena