Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Y Nietzsche encontró su martillo

Y Nietzsche encontró su martillo 1 año 10 meses antes #15827

  • Cris
  • Avatar de Cris
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1812
  • Gracias recibidas 2165
"Pero el valor es el mejor matador, el valor que ataca: éste mata la muerte misma, pues dice: "¿Era esto la vida? ¡Bien! ¡Otra vez!"

" Así habló Zaratustra" Tercera Parte

Unos párrafos después hace un esbozo de la idea del eterno retorno, algo que define como dos caminos, uno hacia atrás, eterno, "cada una de las cosas que pueden correr, ¿no tendrá que haber recorrido ya alguna vez esa calle?" y el otro corre hacía adelante, otra eternidad. "Todas las cosas derechas mienten, murmuró con desprecio el enano. Toda verdad es curva, el tiempo mismo es un círculo"
Ambos caminos convergen en un portón llamado "Instante". Ese constante recorrer lo que ha sido y lo que será paso a paso, una y otra vez sólo tiene un sentido, la unicidad de la vida, con sus cumbres y sus abismos ¿y ante ella sería capaz de gritar "¡Bien!, ¡Otra vez!"?
El eterno retorno aboca a ese grito de rabia y, si no te consume de angustia, gritarás "amor fati"
Última Edición: 1 año 10 meses antes por Cris.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ksetram

Y Nietzsche encontró su martillo 1 año 10 meses antes #15830

  • Ksetram
  • Avatar de Ksetram
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 2055
  • Gracias recibidas 1969
Cris.
Unos párrafos después hace un esbozo de la idea del eterno retorno, algo que define como dos caminos, uno hacia atrás, eterno, "cada una de las cosas que pueden correr, ¿no tendrá que haber recorrido ya alguna vez esa calle?" y el otro corre hacía adelante, otra eternidad. "Todas las cosas derechas mienten, murmuró con desprecio el enano. Toda verdad es curva, el tiempo mismo es un círculo".

Ese "enano" y "topo" suele ser como él llama al espíritu de la pesadez. Este espíritu es el "demonio" de Zaratustra, un gran enemigo que paraliza, que hace caer "gotas de plomo" en su cerebro. Es el que le dice que va a caer, le merma la confianza en sí mismo, entiendo que es el lado oscuro que está contra nosotros mismos y que está dentro de nosotros mismos, al cual luego Jung llamó "sombra", que por cierto es otra metáfora especialmente nietzscheana.

Cris.
Ambos caminos convergen en un portón llamado "Instante". Ese constante recorrer lo que ha sido y lo que será paso a paso, una y otra vez sólo tiene un sentido, la unicidad de la vida, con sus cumbres y sus abismos ¿y ante ella sería capaz de gritar "¡Bien!, ¡Otra vez!"?
El eterno retorno aboca a ese grito de rabia y, si no te consume de angustia, gritarás "amor fati"

Tus citas son del capítulo "De la visión del enigma". Ese portón que tiene ahora delante y que da a dos caminos, Zaratustra piensa que ya ha sido recorrido antes, que todo es repetición, eterna repetición, <<¿no tenemos todos nosotros que haber existido ya?>>, se pregunta.
También es interesante que en la segunda parte del capítulo, Zaratustra parece entender cómo se trasciende la pesadez, ese espíritu y demonio que le habla: Ve a un pastor retorciéndose de dolor, <<descompuesto, de cuya boca colgaba una pesada serpiente negra>>. Zaratustra le grita que muerda a la serpiente y nos pregunta:
<<Quién es el hombre a quien todas las cosas más pesadas, más negras, se lo introducirán así en la garganta?>>.
El pastor muerde al fin la serpiente y la escupe lejos. ¡Entonces es un iluminado que ríe!
Ha vencido al espíritu de la pesadez, se ha liberado. Ha dejado entrar lo más oscuro, ha tenido que integrarlo dentro, y morderlo nada menos para poder expulsarlo.
Última Edición: 1 año 10 meses antes por Ksetram.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris

Y Nietzsche encontró su martillo 1 año 10 meses antes #15896

  • Cris
  • Avatar de Cris
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1812
  • Gracias recibidas 2165
"Oh cielo por encima de mí, ¡tú puro!, ¡elevado! Esta es para mi tu pureza, ¡que no existe una eterna araña y ninguna eterna telaraña de la razón:-
- que tú eres para mí una pista de baile para azares divinos, que tu eres para mí una mesa de dioses para dados y jugadores divinos! -
Pero ¿te sonrojas? ¿He dicho alguna cosa que no pueda decirse? ¿He blasfemado queriendo bendecirte? ¿O acaso me ordenas irme y callar porque ahora viene el día?
El mundo es profundo-: y más profundo de lo que nunca ha pensado el día. Pero el día viene ¡por eso ahora nos separamos!
Oh cielo por encima de mí !tú pudoroso,! ¡ardiente! ¡Oh tú felicidad mía, antes de la salida del sol! El día viene: ¡por eso ahora nos separamos! -
Así habló Zaratustra




Al cielo habla antes de abrirse a la aurora "la de los rosados dedos" al cielo aun oscuro antes un poco antes de quebrarse al amanecer, a su cúpula de casualidad, de azar, de arrogancia, de inocencia antes de rendirlas a la finalidad, de plegarlas a la voluntad eterna, a la racionalidad del día
Última Edición: 1 año 10 meses antes por Cris.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ksetram

Y Nietzsche encontró su martillo 1 año 9 meses antes #15997

  • Ksetram
  • Avatar de Ksetram
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 2055
  • Gracias recibidas 1969
Ese capítulo se titula "Antes de la salida del Sol", uno de los más bonitos y profundos. Siento que ahí Friedrich se pone bien místico, que pese a sus grandes críticas al ascetismo conecta con el espíritu y se eleva en el arte. Le dice al cielo:

<<Y todo mi caminar y subir montañas: una necesidad era tan sólo, y un recuerso del desvalido: ¡Volar es lo único que mi entera voluntad quiere, volar dentro de ti!>>

Ese alcanzar el Cielo entonces es el símbolo de toda su insistencia en "querer", una aspiración que sintetiza toda su búsqueda. Este también se lo dice al cielo y mola:
<<Mas yo soy uno que bendice y que dice que sí, con tal de que tú estés a mi alrededor, ¡tu puro! ¡luminoso! ¡tú abismo de luz! - a todos los abismos llevo yo entonces, como una bendición, mi decir sí>>.

Ese eterno decir sí aceptando al tiempo el júbilo y el dolor, puro Nietzsche que nos quiere estoicos pero niños que juegan y bailan, me da por pensar que nos quiere niños estoicos. También le dice:
<<Al dios su belleza lo encubre: así me ocultas tú tus estrellas. No hablas: así me anuncias tu sabiduría>>.

¿Qué es la paz sino un silencio sonoro en que todo pensamiento se detiene?
Última Edición: 1 año 9 meses antes por Ksetram.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris
Tiempo de carga de la página: 0.134 segundos
Gracias a Foro Kunena