Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Paul Ricoeur

Paul Ricoeur 5 años 8 meses antes #4

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1530
  • Gracias recibidas 1806
La semana pasada pude ir a algunas ponencias del Seminario de Paul Ricoeur que organizó la UNED y la ULL en el Centro de las Escuelas Pías de Madrid (en concreto la Cátedra de Hermenéutica Crítica HERCRITIA). Con motivo de este evento, subo este comentario.

El débito no sólo de Ricoeur sino de todo el pensamiento francés con la Fenomenología del Espíritu de Hegel es enorme, por mucho que se pretenda hacer a Hegel desaparecer del mapa filosófico contemporáneo. Yo pienso que sin Alexandre Kòjeve, la generación de Hyppolite, Ricoeur, Lacan, Deleuze o Derrida etc., no hubiera existido.

Un ejemplo de esto es una de las tesis centrales que impulsaron a Paul Ricoeur más allá de Husserl, recogida en las actas del sympisium Los Caminos de la interpretación, que se puede acceder desde Google Libro.

En la página 31 de este libro, comenta el propio Ricoeur algo interesante: viene a decir más o menos que el camino para superar el a-historicismo tanto de la filosofía kantiana como de la escuela Fenomenológica a la que Ricoeur se inscribe (esto sería como decir la superación de la modernidad misma porque si el Cogito cartesiano funda la modernidad, superar su solipsismo es superar también aquello que la atraviesa toda, desde Kant a Gadamer y mucho más sobre los diversos esteticismos desde Schelling, Heidegger a Derrida), el camino para superar este a-historicismo es incorporar la reflexión y lo trascendental a lo propiamente histórico, es decir, confundir la trascendentalidad con la consideración histórica-pensante.

¿Qué significa este galimatías a que apunta Ricouer? Si nosotros hacemos de la a-Percepción Kantiana no sólo un Principio sino también un resultado, dándole circularidad, superamos la fractura sujeto-objeto que introduce Descartes en la historia de la filosofía.

Aristóteles, su manera magistral de pensar, viene siempre en auxilio: a la manera cómo el carácter se constituye en un individuo (por ejemplo, ser justo), acumulando por decantación acto tras acto justo hasta hacerse un hábito de justicia y desde éste hábito fijar finalmente un tal carácter (ser justo), a su vez fuente de nuevo de actos justos( ...acto-->hábito-->carácter-->acto...un círculo donde el principio contingente acaba en cambio como algo autofundado y necesario) el mismo proceso histórico de decantación referido no ya al individuo singular (Calias o Sócrates) sino al individuo-género (al hombre en cuento sujeto histórico) te da el proceso de formación de la misteriosa a-Percepción kantiana.

Se podría decir que la a-Percepción o sistema categorías kantiano (estructura intencional de la conciencia en Husserl etc. y todos estos constructos teóricos modernos) no son más que el carácter aristotélico pero no de este o aquél individuo sino del género humano y formado por idéntico proceso de decantación práctica, en este último caso práctica-histórica. Esto es, lo que la analítica kantiana encuentra en la psique humana como estructura trascendental no es en realidad más que el proceso de formación histórica del Yo (no del Yo empírico sino este yo empírico elevado al género).

Bien, pues esta interesante tesis a la que apunta Ricoer en 1.981 es solamente un párrafo del Prólogo de la Fenomenología del Espíritu.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Navia, Ana
Tiempo de carga de la página: 0.201 segundos
Gracias a Foro Kunena