Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2

TEMA: HER

HER 4 años 10 meses antes #4401

  • Cris
  • Avatar de Cris
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1812
  • Gracias recibidas 2164
"Her" 2013, escrita y dirigida por Spike Jonze.
Paul (Joaquín Poenix) es uno de los más reputados escritores de la compañía "cartasescritasamano.com", algo así como dime a quién, envíame una foto y le escribo una carta que expresará con total nitidez los sentimientos que quieres transmitir. Nos encontramos en una sociedad futura, ¿en qué época?, permitidme que me guarde una pequeña reflexión al respecto de esa fecha para el final. Una sociedad en la que la interacción con los aparatos electrónicos (móviles, ordenadores, videojuegos) es tan frecuente y personalizada como la que se pueda tener con cualquier ser humano. Una sociedad en la que el aislamiento, la incomunicación y la soledad se adivinan en cada uno de sus individuos. Paul esta inmerso en el proceso de divorcio de su esposa Catherine (Rooney Mara) e inicia una nueva relación con Samantha (Scarlett Johansson), hasta aquí todo es perfectamente reconocible, chico conoce a chica, chico y chica se enamoran, surgen diferencias y chico y chico se separan, salvo que ella (Her) es un sistema operativo. La historia comienza con el siguiente anuncio en una de las ciento de pantallas que se encuentran en cualquier espacio público "Déjame hacerte una pregunta. Quién eres, qué puedes ser, adónde te diriges, qué hay ahí fuera, cuáles son las posibilidades. Sistema operativo de inteligencia artificial. Entidad intuitiva. Te escucha, te entiende, te conoce. No es sólo una inteligencia artificial, es una conciencia. Paul es uno de tantos que contrata el servicio, rellena un sofisticado cuestionario con unas tres preguntas del tipo "¿Eres social o asocial?, ¿prefieres un hombre o una mujer?, ¿cómo son las relaciones con tu madre?". Paul responde convenientemente y llega ella "Hola, ya estoy aquí".
Samantha tiene intuición, Crece y disfruta con cada experiencia. Tras un periodo de tanteo, intimidad e inicio de una relación, surgen las primeras dificultades, vaya, como en cualquier relación de pareja. La ausencia de cuerpo le hace sentir inferior en su relación con los humanos. No tengo materia, no soy, no existo. ¿Se puede existir, ser, sentir, sin forma?, "...si se reflexiona cómo obtenemos los inteligibles y especialmente los inteligibles que corresponden a premisas empíricas, es evidente que nos vemos obligados en su obtención a sentir primero, a imaginar después, y solamente entonces podemos captar el universal..." (fragmento que me ha soplado mi actual compañero de asiento en el autobús, Averrores). Ella duda a cerca de si aquello que siente es real o forma parte de una compleja programación. Será Paul quien le facilite los datos de la experiencia empírica, pues "...a quien le abandona uno cualquiera de los sentidos, le abandona un inteligible..." así que su aprendizaje es veloz y evoluciona a cada momento. Paul se entrega a esta relación como a una heterotopía, un espacio de ilusión perfectamente localizado donde despistar su incapacidad de manejar sentimientos reales, algo que le reprocha su mujer al firmar los papeles del divorcio "Y es que la descuidé, la dejé sola en la relación", porque tal vez las cosas cambian constantemente y ellos, que evolucionaban y crecían juntos desde muy jóvenes y en algún momento de este discurrir, se distancian. La relación con Samantha continua y es socialmente aceptada. Es absolutamente habitual salir de copas con una amigo y su pareja, ella cómodamente instalada en el móvil. Pero Samantha crece, lee, se documenta a gran velocidad y entra en contacto con otros sistemas operativos, por lo que este devenir será la causa de la ruptura con Paul, la no forma de Samantha no le impedirá desarrollar una inteligencia que va más allá de la materia, elevándose sobre Paul que quedará reducido a lo meramente empírico y material. Samantha será capaz de mantener relaciones en otros planos a la vez, con cerca de ocho mil usuarios, de los que unos seiscientos llegarán a enamorarla, como es lógico, a Paul se le viene el mundo encima, debe ser difícil manejar una relación de este tipo. "Todos los S.O. al final se marchan" le consuela su amiga Amy, rota tras la marcha de su chico digital.
Para terminar mi primera crítica cinéfila y ensalada filosófica, una pequeña reflexión a cerca de la datación de esa sociedad futura y una última frivolidad. Pequeña reflexión: Si os dais un paseo en transporte público descubriréis que más del 50% de los pasajeros de metro, autobús, tren... se encuentran interaccionando con sus aparatos móviles u ordenadores. Un rápido vistazo a nuestro entorno nos permite descubrir grupos de chicos de distintas edades o parejas ajenas a su entorno más próximo y con la cabeza en sus dispositivos tecnológicos. ¿Nos aproximamos a esa tercera revolución, la de las tecnologías, la que cambiaran nuestra forma de relacionarnos con nuestros iguales como la del neolítico nos ligó a la tierra, convirtiéndonos en sedentarios almacenadores de riqueza, unos más afanados en ello que otros, o como la industrial que cambió la relación entre el individuo y los medios de producción? . Una última frivolidad: Si en "Terminator" las máquinas se revelan contra el hombre e inician una guerra dirigida a la destrucción del ser humano, Si en "Matrix" las máquinas directamente cultivan humanos para alimentarse con su energía, en "Her" la máquina nos va a hacer trizas el corazón. Saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Eichpil, T.E. Lawrence

HER 4 años 10 meses antes #4418

  • El Abel
  • Avatar de El Abel
Hola Cris,

A mí la película me encantó. Desde el punto de vista técnico es excelente y desde el filosófico, el que nos interesa, hace grandes aportaciones.

Creo conveniente antes de nada comentar el trabajo del personaje principal pues no deja de ser bastante curioso: redactor de cartas. Esto nos sitúa en un mundo donde la capacidad de expresión emotiva está atrofiada. En efecto, antaño cuando la escritura y lectura estaba reservada a unos pocos esta figura existía pero era un mero escribano: quien enviaba la misiva la dictaba. Sin embargo, ahora la situación es incluso peor ya que el escribano, el protagonista, redacta cartas para analfabetos emocionales.

Ante tal situación, difícilmente este redactor de cartas puede dirigir sus propios mensajes a nadie. Es un mundo vacío. Nadie es capaz de comunicarse salvo con una réplica sofisticada de sí mismo. Cuando amamos a alguien es porque vemos virtudes en esa persona: es más fácil ver cómo se realizan las acciones excelentes en el otro que en uno mismo. Como señala Aubenque, sólo Dios es féliz contemplándose a sí mismo, al ser humano le hes dado hacerlo en el rostro de alguien semejante, del amigo o el amante.

Este mundo vacío que se dibuja en la película refleja una era hiper-narcisista : el espejo que es el sistema operativo refleja no sólo nuestro rostro sino también nuestra mente. En efecto, la inteligencia artificial no puede crear emociones humanas pero si que puede ser un mirror, responder por pura iteración aprendiendo de todas las respuestas que dan los millones de conectados al mismo sistema operativo. Una máquina no aprende a amar pero si a responder, sobre todo cuantas más iteraciones haga.

Es en este momento cuando se da cuenta de su soledad. Cuando amamos a alguien queremos que ese sentimiento sea recíproco y único. El personaje principal observa la reciprocidad pero se desola cuando descubre que no es el único. Sin embargo, insiste en ello, no le importa que se trate de un no-ser-humano porque lo que él quiere es poder asegurar su propia unicidad, que durante unos minutos él constate que no hay nadie como él, que a él no lo pueden copiar como al sistema operativo.

La película pone de relieve la era del vacío que señalaba Lipovetsky en la que vivimos, de un narcisismo extremo, donde se ha eliminado al otro y quedamos nosotros solos frente a una pantalla

Saludos
Última Edición: 4 años 10 meses antes por El Abel.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

HER 4 años 10 meses antes #4426

  • Eichpil
  • Avatar de Eichpil
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1500
  • Gracias recibidas 1332
Hola, Cris:

La tercera revolución está en marcha desde hace tiempo. Y estaba prevista, en novelas seminales como Un mundo feliz, de Huxley, o la todavía más pesimista 1984 de Orwell. Existen versiones más optimistas, por ejemplo en alguna de Arthur C. Clarke. Yo sospecho que el programa Gran Hermano vino buscando de modo más o menos consciente que nos acostumbraramos a exponer en público virtual hasta fotos de las partes pudendas innobles... En realidad, es una forma de conseguir información que normalmente no se da,prácticamente gratis. Y los propósitos me parecen, pese a que la Red tiene innegables ventajas y da posibilidades hace poco inimaginables, en último extremo, aviesos.

Saludos.
Última Edición: 4 años 10 meses antes por Eichpil.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris

HER 4 años 10 meses antes #4428

  • Cris
  • Avatar de Cris
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1812
  • Gracias recibidas 2164
La película pone de relieve la era del vacío que señalaba Lipovetsky en la que vivimos, de un narcisismo extremo, donde se ha eliminado al otro y quedamos nosotros solos frente a una pantalla

Por eso, si cabe, resulta más estremecedor el apagón que experimenta con el móvil y la sensación de vacío inmenso cuando descubre que no hay respuesta, es angustiosa esa sensación de ausencia porque no deja absolutamente nada tras de si.
La película es sensacional y la actuación de Joaquín Poenix está a su altura.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

HER 4 años 10 meses antes #4446

  • T.E. Lawrence
  • Avatar de T.E. Lawrence
  • DESCONECTADO
  • Phroneador socrático
  • Mensajes: 66
  • Gracias recibidas 63
Cris escribió:
La película pone de relieve la era del vacío que señalaba Lipovetsky en la que vivimos, de un narcisismo extremo, donde se ha eliminado al otro y quedamos nosotros solos frente a una pantalla

Por eso, si cabe, resulta más estremecedor el apagón que experimenta con el móvil y la sensación de vacío inmenso cuando descubre que no hay respuesta, es angustiosa esa sensación de ausencia porque no deja absolutamente nada tras de si.
La película es sensacional y la actuación de Joaquín Poenix está a su altura.

A mí también me encantó la película. Del mismo actor, les recomiendo The Master, donde su interpretación me parece brillante.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris

HER 4 años 10 meses antes #4457

  • El Abel
  • Avatar de El Abel
Hola de nuevo

Hay un aspecto de la película que me llamó mucho la atención: la necesidad de intimidad. La intimidad puede entenderse en muchas acepciones. Para entender lo que quiero expresar partamos del sentido legalista en el sentido de privacidad. Ha habido mucho debate legal reciente en torno al papel de las nuevas tecnologías sobre este derecho. Esto es algo que nadie discute ya que se trata de un espacio vital necesario para cualquier persona. Un espacio que uno comparte con sus seres más queridos y cuyo contenido desea quede en una absoluta confidencialidad a fin de preservar la autenticidad de los sentimientos que se desarrollan.

Aquí entonces llegamos a un sentido más profundo de lo que es la intimidad: es confianza y complicidad para uno poder sentirse único, especial. Es necesario sentir eso en virtud del egocentrismo de todo ser humano. Distinto es ser egoista. En la película, este egocentrismo del protagonista se derrumba cuando el sistema operativo le hace ver que la misma relación mantiene con millones de personas. La respuesta de él, porque el egocentrismo no está reñido con la estupidez sino al contrario, es pedirle que mantengan un rato a solas sin caer en la cuenta de que lo mismo podrá hacer con el resto.

No hay nadie al otro lado, tan sólo un código de programación que es al final un espejo sofisticado. Se siente mal porque es un código compartido con muchas otras personas. Es como sentirme mal porque el espejo del probador lo ha usado mucha gente. Eso no añade ni quita nada a lo especial que pueda ser. Seguirá sin constatar si es especial o no hasta que no se relacione con otros seres humanos.

Ya lo hizo pero le salió mal. Nada nuevo en el mundo, cualquier relación puede fallar. Pero en lugar de asumir esa naturaleza de las relaciones humanas se sumerge en un onanismo autodestructivo con su sistema operativo. Porque el sistema operativo es sumiso y satisface todos sus deseos. Cualquier buena relación no está exenta de una cierta pleitesía que debe ser recíproca. En este caso, la pleitesía es totalmente unidireccional lo que convierte la 'relación' con el sistema operativo en algo totalmente infantil, excedida de egocentrismo y narcisismo, como si de un niño se tratara.

Y es que lo peor del narcisismo no es sólo su egocentrismo sino su infantilidad y estupidez. Cada día que voy por la calle y veo a todo el mundo con sus devices mirando absortos la pantallita se me viene a la mente la frase de Ciorán:

“Todos esos transeúntes hacen pensar en gorilas pusilánimes y fatigados hartos de imitar al hombre”

Saludos
El administrador ha desactivado la escritura pública.
  • Página:
  • 1
  • 2
Tiempo de carga de la página: 0.241 segundos
Gracias a Foro Kunena