Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3

TEMA: IA (inteligencia artificial).

IA (inteligencia artificial). 2 meses 2 días antes #15616

  • Kraton
  • Avatar de Kraton
  • DESCONECTADO
  • Phroneador aristotélico
  • Mensajes: 292
  • Gracias recibidas 276
Pues sí, ese es el hilo ;) a ver si subo una ampliación sobre el efecto de la IA en la economia.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris, Team, Ksetram

IA (inteligencia artificial). 2 meses 2 días antes #15622

  • Team
  • Avatar de Team
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 610
  • Gracias recibidas 333
Retomemos el debate!!!
Aut Caesar aut nihil
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Ksetram

IA (inteligencia artificial). 1 mes 4 semanas antes #15627

  • Ksetram
  • Avatar de Ksetram
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1548
  • Gracias recibidas 1282
Hola Team

pues te advierto que si Kratón se anima se currarà seguramente un tocho sobre el tema bien elaborado,

Un saludo
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris

IA (inteligencia artificial). 1 mes 3 semanas antes #15650

  • Kraton
  • Avatar de Kraton
  • DESCONECTADO
  • Phroneador aristotélico
  • Mensajes: 292
  • Gracias recibidas 276
Revolución industrial 4.0
La quintaesencia de la revolución industrial 4.0 se basa en el desarrollo de la inteligencia artificial y la robótica para sustituir a los humanos en los puestos de trabajo, pero lo hace basándose en una previsión muy optimista del desarrollo de dicha inteligencia artificial y sus capacidades a corto plazo.
Los puestos de trabajo susceptibles de ser ocupados por maquinas con la tecnología actual, ya lo han sido en las sucesivas revoluciones industriales ocurridas desde mediados del siglo XVIII. El impacto de la mecanización ha hecho que el sector servicios ocupe el 75% del mercado laboral, quedando la Agricultura en un 4%, Industria en 14% y la construcción en un 5%, cuando en 1.900 la agricultura empleaba a un 40% de la población de EEUU y a mediados del siglo XX la industria ocupaba a un 30%. La mecanización más relevante, la sustitución de mano de obra humana por maquinas, ya se ha producido en las sucesivas revoluciones industriales y tecnológicas desde mediados del siglo XVIII, siendo cada vez más difícil la sustitución de la mano de obra humana por maquinas, debido a que las tareas a sustituir requieren unos altos niveles de inteligencia.
Los sectores que más se han mecanizado en las sucesivas revoluciones industriales como la agricultura, la industria y la construcción ya presentan las mismas dificultades para su aumento de mecanización como el sector servicios, donde se requieren niveles altos de inteligencia y capacidad de manipulación. En la agricultura, las variaciones de ocupación tienen más que ver con los niveles de importación y exportación que con la progresiva automatización de sus tareas. Un tractor realiza la tarea para la que antes se necesitaba el trabajo manual de decenas de personas, siendo ahora realizadas por un conductor y un mecánico, que son el paso siguiente de automatización, su sustitución por inteligencia artificial robotizada, pero eso requiere un nivel de desarrollo de la inteligencia artificial que está todavía muy lejos de producirse, los proyectos que manejan tractores automáticos son muy limitados pues se circunscriben a grandes latifundios con entornos muy controlados y personal de supervisión y programación altamente cualificado y remunerado, lo que cuestiona la viabilidad de dichos tractores automáticos por cuestiones económicas y geográficas.
Asimismo en la industria la mecanización posible ya se ha producido en su mayor parte, los puestos que desempeñan humanos, son difíciles de asumir por una maquina ya que son tareas complejas que requieren manipulaciones elaboradas tanto en variedad como en cantidad, que son modificadas con rapidez para adaptarse a un mercado de ventas voluble, que se mueve al ritmo vertiginoso de los avances tecnológicos de todo tipo que influye directamente en renovadas exigencias de consumo social, por tanto se requiere una producción muy variada, que se adapte rápidamente a cambios continuos para producir objetos cada vez más complejos y elaborados, que requieren operarios con altos niveles de adaptación y capaces de elaboraciones con gran número de manipulaciones. Esto hace que la industria adolezca de los mismos problemas para seguir ampliando su mecanización que la agricultura, se requieren entornos de aplicación muy controlados por falta de inteligencia artificial suficiente, sectores muy restringidos como grandes industrias y latifundios, cuyo nivel de mecanización es ya muy alto, donde el efecto que podía producir la mecanización ya lo ha hecho.
Debido a la alta mecanización de la industria, la agricultura y la construcción, los puestos de trabajo desempeñados por humanos tienen las mismas características que el sector servicios, son tareas que requieren manipulaciones elaboradas tanto en variedad como en cantidad, que se modifican adaptándose a las circunstancias de ejecución, y que se pueden desarrollar en entornos diferentes que requieren una adaptación casi continua de las rutinas a desempeñar. Estas características hacen que se requiera un alto nivel de inteligencia que está lejos de conseguirse actualmente de forma artificial, ya que muchos de los hechos que nos muestran como ejemplos de aplicación de altos niveles de inteligencia artificial no lo son, siendo o complejos sistemas limitados a ambientes muy controlados poco adaptativos con una supervisión técnica humana muy cualificada, o simples re-estructuraciones del trabajo que pasa a ser desempeñado por los usuarios finales.
En la actualidad se tiende a atribuir diversos movimientos laborales a un desarrollo de la inteligencia artificial inexistente, muchos de los cuales dependen de múltiples factores entre los que está el aumento del conocimiento y la tecnología, pero poco tienen que ver con la inteligencia artificial y la robotización. En el sector servicios se da un proceso de re-ordenación más que de mecanización, los puestos de trabajo se ven afectados por una re-estructuración de las tareas más que por una mecanización, como en la eliminación de los cajeros en las grandes superficies, que no son sustituidos por sistemas de inteligencia artificial, si no por tecnología de detección digital que reconoce la etiqueta del producto al pasar por la caja elaborando automáticamente la cuenta, pero la eficacia de dicho sistema no es un logro de la inteligencia artificial que sustituye a un ser humano, es el avance en la cultura social, pues depende de la honradez y educación de los humanos que pasan los productos por la caja automática sin saltarse la detección digital y realizando en buena medida las tareas que antes realizaba en cajero humano, en realidad el puesto de trabajo no ha sido sustituido por el avance de la inteligencia artificial, si no por el desplazamiento del trabajo al propio usuario que lo paga y que es lo suficientemente honrado para realizarlo sin engaño. Siendo el mismo caso del autoservicio en las gasolineras, donde es el usuario quien realiza la tarea de repostaje, aunque hay que hacer notar que cada vez más los usuarios están priorizando el uso de nuevo de gasolineras sin autoservicio, así como es cuestionable el beneficio económico real para la empresa, pues en las gasolineras con mucho tráfico el autoservicio es un proceso lento que hace mucho más eficaz la existencia de empleados que realicen el llenado de los depósitos. Asimismo en el sector del transporte como autobuses y metros, se sustituyen puestos laborales como los cobradores, porque el conductor cobra pasando a realizar una doble función, así como en el metro, donde al igual que en el caso de los cajeros, el sistema de cobro depende de la honradez de los usuarios, y el escaso fraude es asumido como perdida por la empresa y se repercute en el precio del billete.
En todos los casos mencionados, en realidad se produce un deterioro de la atención recibida por los usuarios, que pasan a pagar el mismo precio o más, pero realizando ellos mismos parte de las tareas por las que están pagando. Existe un desplazamiento de las tareas que realizaba el trabajador despedido hacia el usuario humano, hacia el cliente, pero sin ninguna aplicación de una inteligencia artificial real que haya sustituido a dicho trabajador.
Se suele poner como ejemplos paradigmáticos de aplicación de inteligencia artificial los almacenes robotizados, la conducción autónoma, o las locuciones automáticas de atención al cliente, pero la realidad es que los sistemas desarrollados no son aplicaciones reales de inteligencia artificial o lo son de un nivel muy bajo. Los automatismos de atención oral al cliente, son programas simples de reconocimiento de palabras que no implican un gran nivel de inteligencia artificial, y prueba de ello es que son rechazados mayoritariamente por la población por lentos y poco flexibles, la mayor parte de usuarios en cuanto el sistema se lo permite recurren a operadores humanos. Estos sistemas se mantienen por política de disuasión de las empresas que los utilizan, cuya mayor pretensión es aburrir al consumidor para que no proteste o no gestione cambios, su implantación corresponde a una política empresarial de disuasión, no de atención.
Los almacenes solo con robot son lentos, complejos, poco adaptativos, y muy susceptibles al error catastrófico en el cual se bloquea buena parte del sistema ante cualquier incidencia. Además de que necesitan una supervisión técnica cualificada muy cara y tiempos largos de planificación y desarrollo ante cualquier cambio.
Asimismo los coches autónomos solo son viables en entornos muy controlados y protegidos como autovías programadas, en las cuales el usuario tendrá una experiencia parecida a la de viajar en autobús, avión o tren, y con su mismos problemas de complejidad y alto coste económico que limitaran su versatilidad y expansión geográfica. Los modelos desarrollados están lejos de poder enfrentar los imprevistos que se pueden encontrar en cualquier carretera convencional incluidas autovías, siempre parten de conducciones autónomas en condiciones óptimas de circulación y sin imprevistos relevantes, y mucho menos se pueden enfrentar a la conducción tremendamente compleja y llena de imprevistos característica de los núcleos urbanos, con sus enormes peligros para la seguridad vial.
El que se de tanta publicidad a estos sistemas tiene más que ver con la auto publicidad de empresas que venden su carácter tecnológico innovador como un valor fundamental de sus activos, que con un sistema eficaz que funcione realmente, en realidad estas empresas en su modelo de negocio no aportan una innovación tecnológica real, un renovado modelo social, o innovaciones para mejorar el entorno laboral, sino más bien técnicas de aprovechamiento de la intercomunicación de Internet y regímenes de explotación de sus trabajadores manuales, pero desde luego nada que tenga que ver con desarrollo profundo de la inteligencia artificial. Para que en realidad se produzca la tan famosa revolución industrial 4.0 con cirujanos robóticos, coches autónomos y fabricas sin un solo ser humano, es necesario un desarrollo de la inteligencia artificial y la robótica que todavía está muy lejano, y todos los ejemplos que se nos ofrecen son fruto de múltiples factores sociales y tecnológicos así como del marketing de grandes corporaciones tecnológicas que nos venden abalorios como joyería, pero que poco o nada tienen que ver con robot inteligentes.
Por último es cuanto menos curioso el enorme bombo y platillo que se da a la tan cacareada revolución industrial 4.0, desde el ámbito político, empresarial, financiero y de los grandes gurús tecnológicos, aunque resulta sospechoso el enorme beneficio que obtienen con dicha publicidad, por una parte políticos y empresarios tienen una enorme arma coercitiva para la negociación laboral con la amenaza flotante de que si suben los costes laborales los trabajadores serán sustituidos por robot inteligentes, así como un futuro lleno de robot inteligentes dispara las cotizaciones de las empresas tecnológicas...propiedad de los gurús tecnológicos que tanto hablan de ese futuro robotizado.
A lo peor va a ser que la revolución industrial 4.0 es un enorme globo de humo a la mayor gloria del beneficio empresarial y financiero mediante el recorte de los derechos y costes laborales gestionado por sumisos políticos, y del aumento de cotización de las empresas tecnológicas.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris, Ksetram

IA (inteligencia artificial). 1 mes 3 semanas antes #15656

  • Cris
  • Avatar de Cris
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1309
  • Gracias recibidas 1376
Hola, un razonamiento muy bien expuesto y con el que no me queda otra que estar de acuerdo. Mi posición de usuaria y mi trabajo para la Administración (gestión de impuestos) me han permitdo observar esa desviación del trabajo en la revolución 4.0 directamente sobre las espaldas del usuario/consumidor/contribuyente... Efectivamente, las plataformas que se habilitan suponen la eliminación de puestos laborales y por tanto la reducción de costes pero la tarea no queda suprimida ni asignada a ninguna máquina sino que se le traslada al ciudadano en última instancia. A nivel privado me parece bien que cada empresa lleve la política que le venga en gana para la obtención del máximo beneficio aun a riesgo de perder cualquier referente al trato humano, pero sorprende estos mismos usos en lo público. Entiendo que se recaudan impuestos para cubrir las necesidades más basicas de muchos y sorprende ver que la Administración va alejándose cada vez más de la gente a la par que va rellenando el camino de obstáculos y barreras. Se elaboran normas que van cambiando los usos de manera que en poco tiempo las declaraciones trimestrales, anuales, de IVA, IRPF, tasa municipales o tributos autonómicos pasan por la presentación telematica obligatoria o el uso de programas que compiten por ser el menos intuitivo. Para las asesorias, despachos, gestorias... bárbaro, pero hay muchos viandantes que no quieren o no pueden permitirse esos servicios y allí se las ven con un programa de ordenador que les arroja directamente mas allá de los misterios del universo conocido y, si quieren asistencia, se las ven con el primer ser humano tras franquear varias empalizadas que son cada uno de los contestadores de voces metálicas que te van reconduciendo según una clasificación de los problemas de una variedad propia de economato eslovaco. En la ventanilla al público de mi oficina se escuchan como denominador común los comentarios acerca de la deshumanización de la Administración o el sentirse perdido y abandonado. Este es un ejemplo de miles pero me repercute a diario y por eso lo cuento, lo mismo ocurre para pedir cita en un consultorio médico o clasificarte por pruebas en un macrohospital de gran ciudad, donde las colas delante de una máquina llena de ranuras para meter tarjetas, salida de tikets distribuidores... se hacen interminables y después todo ese ganando es reubicado en macrosalas donde se realizan pruebas de diez en diez o doce, y los medicos con sus batas blancas corriendo por los pasillos, de sala en sala y piensas, porqué no les pondrán unos patines, como a la antigua chica Martini, para deslizarse a gran velocidad, ganando unos segundos cruciales y no te digo si a las ruedas les adosan unas bayetas, pues de un plumazo te fusilas a los empleados de limpieza. Los hospitales, cada vez mas me recuerdan esas granjas donde, en grandes superficies, se apelotonan cientos de vacas enchufadas a tubos y escanciadas al máximo. Pero mira, es bueno para el planeta, la Administración con la eliminación del papel salvará el Amazonas aunque los pocos empleados que queden acaben más ciegos que topos pegados a sus cuatro pantallas de ordenador como moscas, reducirá gastos y tendrá mas dinero para invertirlo en autopistas ruinosas o salvamento de bancos
Última Edición: 1 mes 3 semanas antes por Cris.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Kraton, Ksetram

IA (inteligencia artificial). 1 mes 3 semanas antes #15658

  • Ksetram
  • Avatar de Ksetram
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1548
  • Gracias recibidas 1282
Estoy de acuerdo con los dos, aunque lo cierto es que no conocía el concepto de Revolución industrial 4.0, y no se me había ocurrido que pudiese haber un engaño en ello para explotar aún más al trabajador y que en realidad estemos lejos aún de lo que se propaganda desde las grandes corporaciones.

Está claro que gran parte del problema con los puestos de trabajo se deben a esa sustitución de lo humano por máquinas, y es un problema de difícil solución que a la larga producirá cambios realmente históricos, ya estamos en ello pero habrá evidentemente un antes y después y ya veremos cómo se soluciona o a dónde nos lleva, es decir, de qué vivirá y de qué trabajaremos las personas. Nada más fácil que seguir sustituyendo puestos de trabajo por máquinas aunque en general haya de haber un humano controlando los procesos como bien dice Kratón.

Comparto con Cris que en la administración en su proceso de convertirse en electrónica hay detrás por el momento al menos una tomadura de pelo, todos los días oigo las quejas de los ciudadanos del tipo, pues el modelo que antes me daba haciendo ahora me he pasado una hora intentando sacarlo en internet, y que por supuesto esto beneficia a los gestores. El caso es tan así que en una papelería común y corriente han comenzado a imprimir el modelo y darlo, que es lo que hacía antes hacienda, cuando en realidad a hacienda no le costaría nada dar el modelo o haberse molestado en crear programas más fáciles para el ciudadano.

El problema de la tecnología a la que estamos llegando tan desarrollada es por supuesto en qué manos queda, quién manejará tanto poder, puesto que los robots y esa serie de máquinas de última generación que cada vez irán haciendo su inmersión mayor en nuestro mundo son capaces de controlarnos a todos, se pueden crear robots de serie o drones con cámaras, ejércitos de máquinas a la larga desde luego, y un ejército de máquinas por primera vez será capaz de controlar a cualquier población en cualquier guerra con cierta facilidad. Pues si unimos esto al hecho de que la propiedad privada de las corporaciones cada vez tiene más poder económico en muchos casos que ya supera al de los estados y países. Es decir que bajo esto está lo de siempre, que progresamos industrialmente y eso no es negativo en sí mismo sino en cuanto al uso que se haga de todo ello, y en un mundo que al parecer tiende a privatizarse y los estados pierden fuerza, pues el problema se agrava porque en el interés privado de las grandes corporaciones no hay ética que valga.
Última Edición: 1 mes 3 semanas antes por Ksetram.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Cris
  • Página:
  • 1
  • 2
  • 3
Tiempo de carga de la página: 0.203 segundos
Gracias a Foro Kunena