Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Spinoza.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3086

  • Germán
  • Avatar de Germán
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Amunt, anima forta.
  • Mensajes: 2694
  • Gracias recibidas 1655
Va para Soy. ¿Cómo explicaría las sustancia de Spinoza? Es un autor muy afín a ti, Soy.
Saludos.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3111

  • Soy
  • Avatar de Soy
Pues mira, a Spinoza no me lo he leído, porque como dices es afín a mi, y por lo tanto ¿para qué leerlo si ya lo sé por mi mismo?

Pero me voy a leerlo, y a ver que dice y te digo, aunque ahora no tengo mucho tiempo y quizás tarde un par de días en responder. Pues primero tengo que entender su manera de expresarse, sus conceptos. No lo que explica porque lo que explica ya lo sé por mi mismo, pero he de entender el cómo lo explica, los conceptos que emplea y todo eso.

De hecho todos los filósofos explican lo mismo pero de diferente manera (ya que la Verdad es Una y la misma en todo), y la cuestión está en comprender la manera en que lo explican, que eso es lo que varía de unos a otros.

Así que me voy a leer a Spinoza para ver la manera en que lo explica y los conceptos que emplea y ya diré algo.

Saludos.
Última Edición: 4 años 1 mes antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3123

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1530
  • Gracias recibidas 1805
Hola:

La relación de la sustancia de Spinoza con Dios está anticipado en el Cusano cuando éste situaba en Dios el sorporte de la contradicción algo que la "mente huamana" es incapaz.

Mientras nos movamos entre finitudes podemos ir colocando cada contrario en su cosa opuesta y la contradicción queda esquivada. Pero cuando llegamos a las realidades primeras, que carecen de contrarios, la contradicción ya no se puede esquivar y no hay más remedio que "interiorizarla": es la interiorización de la contradicción es lo que Nicolás de Cusa atrobuía a Dios, y Spinoza a la sustancia única.

A Soy le viene grande Spinoza porque lo divino de la sustancia única es ser plural, es decir, contener interiorizada la oposición y la diferencia cosa que el entendimiento abstracto precisamente excluye. Por esto Soy solo puede identificar lo que previamente ha vaciado del contenido. Me explico.

Es cómo si yo me presentara para identificar un vaso de agua y otro de vino e hiciera lo siguiente: vaciar en un fregadadero los contenidos de los vasos, es decir el agua y el vino que es donde está la diferencia, para entonces, en efecto, igualar el vacío de agua y el vacío de vino.....pues en cuanto vacío, un vacío es intercambiable por el otro.

Pues lo que hace Soy con elYo, el Alma, el Ser o Dios etc.,......es convertirlos bajo cuerda en vasos de Yo, Alma o Ser etc. , para luego vaciarlos con su entendimiento y presentarlos como iguales o intercambiandolos a su antojo: yo soy, soy es alma, el alma es Dios etc. Y a estas operaciones o cálculos de la abstracción lo llama "lógica" en su ignorancia,pero llamándonos ignorantes a los demás.

Pues la idea de Dios y de la sustancia única de Spinoza es lo opuesto de estas abstracciones del entendimiento.

Un saludo.
Última Edición: 4 años 1 mes antes por dvillodre1.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Los siguientes usuarios han agradecido: Germán, Perseo, Spinozo

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3126

  • Soy
  • Avatar de Soy
Bueno, la sustancia de Spinoza no es otra cosa que el alma, la mente. Y es la materia prima de Aristóteles que permanece inmutable a todo cambio y que es por sí misma y de lo cual todas las cosas están hechas.

En otro debate decías sobre el noúmeno de Kant :Germán escribió:
Dios, alma y mundo, tres ideas transcendentales, tres noúmenos.

Y yo te decía que No, que son la misma realidad, es el mismo noúmeno, pero con tres nombres diferentes. y así mismo lo entiende Spinoza.

En lo que se refiere a Descartes, éste había considerado la existencia de tres sustancias: el pensamiento, la extensión y Dios. Spinoza reduce estas tres sustancias a una sola: sustancia divina infinita, que según la perspectiva que se adopte, se identifica bien con Dios o bien con la Naturaleza (ambos términos llegan a ser equivalentes para él, según su célebre expresión Deus sive Natura).
(Para Spinoza esa sustancia es infinita como para Meliso, para Parménides es finita y la imagina como una esfera perfecta, y para Aristóteles no es ni finita ni infinita sino sin extensión)

De esta manera alma, Dios y mundo son la misma realidad, como yo soy el alma, entonces también soy Dios y el mundo pues es la misma realidad.

A Dvillodre1 le viene grande Soy, no entiende que yo sea la materia prima, la sustancia divina, Dios. Ya que sólo los sabios se identifican con la Verdad, con Dios, y sólo identificándose con Dios se consigue la pura intelección. Y como Soy Dios carezco de contrario, bueno mi contrario sería lo plural, lo que Spinoza llama los modos de Dios, . Todos los objetos físicos son los «modos» de Dios contenidos en el atributo «extensión». Del mismo modo, todas las ideas son los «modos» de Dios contenidas en el atributo «pensamiento».

Pero Dios no es un modo de Dios, obviamente, y eso a Dvillodre1 le viene grande, no lo puede comprender, no puede entender que yo no soy un modo de Dios, sino Dios. Y que mi contrario es la pluralidad, ya que yo soy la unicidad. Yo moro en todo porque soy la sustancia de la cual todo está hecho incluido este cuerpo por donde me expreso y ese cuerpo que crees que eres tú.

Yo soy la materia prima de Aristóteles, y las formas son mis modos, los modos de Dios. Son la pluralidad.

Dios y las criaturas son uno y lo mismo, Dios en las criaturas y las criaturas en Dios, (la sustancia en los modos o formas y las formas o modos en la sustancia). Vaso de agua y vaso de vino son dos modos o formas, pero la sustancia de los dos es la misma.

Eres criatura, modo de Dios o forma, si, alma individual, nous pathetikós, (el hijo en cristiano).
Pero también eres Dios, sustancia, alma divina, Nous poietikós, materia prima, (el Padre en cristiano).

Ahora falta el religare que es por mediación del espíritu santo. Sólo has de conocerte a ti mismo en esa criatura humana, y es cuando Dios se conoce a sí mismo en el humano. Dios no se conoce a sí mismo en un vaso de vino no, sino que precisa un modo de ser complejo como lo puede ser un humano, un modo de ser que pueda pensar, que pueda adquirir autoconciencia como lo es el humano, donde la sustancia o Dios adquiere autoconciencia, se conoce a sí mismo.

Dvillodre1 no entiende que no hay diferencia en la sustancia, que la diferencia solamente es en los modos, pero la sustancia de todos los modos es la misma. En fin, a Dvillodre 1 le viene grande Soy, DIos. Porque yo soy la sustancia y moro en todo, también moro en el vaso de agua y en el vaso de vino, ya que todo está compuesto de mi, pues yo soy la sustancia de todo. Dicho más claro, soy omnipresente. Al identificarme con Dios adquiero la pura intelección.

Ahora está mezclando y confundiendo la sustancia con los modos, al igual que hizo con Aristóteles, confundir la materia prima con las formas. Y confundir la ciencia primera con la ciencia segunda, la filosofía con la física etc... Piensa que Dios es un modo de Dios, algo absurdo.

Todo está hecho de la misma sustancia que es el alma, el Yo, llámese Dios, naturaleza, pensamiento, mente o como se le quiera llamar, es uno mismo, el famoso sí mismo, si, el que uno mismo es. Y esa sustancia que es uno mismo mora en todo, todo es uno mismo, todo es Dios en la multiplicidad de los modos o formas, Dios es todo y todo es Dios, por lo tanto sólo hay que conocerse a sí mismo y darse cuenta de ser Dios. Y ese es el éxtasis místico o iluminación.

Es obvio y lógico, pero veo que demasiado complejo para este foro, vamos a ver, si Dios es todo y todo es Dios ¿quien soy yo? pues quien voy a ser, Dios. Lógicamente. Yo soy el que soy. Es lógica de parvulario pero por lo visto muy complicado para este foro.

Pues todo es Dios, incluído uno mismo. Así me he de dar cuenta de quien soy y me doy cuenta de que soy toda la realidad como explica Hegel, o sea, me doy cuenta de ser la sustancia y de ser Dios. Y me doy cuenta de serlo en esta criatura, pues Dios se conoce a sí mismo en el humano.
Por lo tanto, yo soy la sustancia del vaso de agua y también soy la sustancia del vaso de vino, pues soy la sustancia de todo. Mira que es fácil. ¿o que? ¿nos vamos a inventar una sustancia diferente para cada modo? no, la sustancia es la misma en todos los modos, es la misma sustancia la del agua que la del vino. Pero son dos modos diferentes.

Como se puede ver, a Dvillodre1 le viene grande entender que la sustancia de todo es la misma, que es la misma sustancia la del vaso de agua que la del vaso de vino. No lo puede comprender y mira que es fácil y simple. La sustancia divina infinita es la misma en todo. Es omnipresente. Y mucho menos podrá comprender que esa sustancia es uno mismo.

Pero todo eso ya le viene de largo, de su malinterpretación de la filosofía griega en particular de Aristóteles y Parménides, su incapacidad de entender la filosofía islámica, su desprecio a la Escolástica etc...., por eso es imposible que pueda entender a Spinoza ni a Hegel ni nada.

El que soy es el nous poietikós, la sustancia, el alma que soy, y no en cambio la criatura o modo o forma, que eso es el nous pathetikós y es el alma de los necios que perece con el cuerpo.

Ya lo iré explicando con más detalle porque además hay muchas cosas que ya explicó Aristóteles y coinciden con Spinoza.

Por el momento recomiendo leer el primer post de este debate para una mejor comprensión, el árbol es la sustancia, Dios, el Todo, y las raíces, las hojas, la corteza, las ramas, la sábia etc... serían los modos del árbol, los modos de Dios:
phronesis.es/index.php/foro/filosofia-es...a-metafora-del-arbol

Saludos.
Última Edición: 4 años 1 mes antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3127

  • dvillodre1
  • Avatar de dvillodre1
  • DESCONECTADO
  • Phronemón
  • Mensajes: 1530
  • Gracias recibidas 1805
A Dvillodre1 le viene grande Soy, no entiende que yo sea la materia prima, la sustancia divina, Dios. Ya que sólo los sabios se identifican con la Verdad, con Dios, y sólo identificándose con Dios se consigue la pura intelección. Y como Soy Dios carezco de contrario, bueno mi contrario sería lo plural, lo que Spinoza llama los modos de Dios, . Todos los objetos físicos son los «modos» de Dios contenidos en el atributo «extensión». Del mismo modo, todas las ideas son los «modos» de Dios contenidas en el atributo «pensamiento».


Yo sí entiendo que yo sea la materia prima, la sustancia divina, Dios....lo que digo que estas afirmaciobes no esconden ninguna ciencia porque se trata de la mera identificación de palabras ahuecadas, vacíadas de su significado. La identidad de la filosofía, en cambio, consiste en la identidad de cosas diferentes, lo que Kant llamaba juicios sintéticos. Ya te dije hace tiempo que tu eres como el mineralogista de Marx que creía que su ciencia consistía en decir que todo mineral (oro, plata, platino etc.) no consiste en ser específicamente oro, plata, platino sino simplemente en ser mineral (mineral en general): esta ciencia, dice Marx, es sólo ciencia en la imaginación del minerologista porque su ciencia y oficio consiste en saber la causa de la diferencia específica de cada mineral, no que son mineral (esto lo sabe un lego en la materia).

Ahora bien, todo este ir y venir de juicios: Yo soy Dios, Dios es el Alma, el Alma es la materia primal, la materia prima es la forma, la forma es Dios etc., todos estos juicios se basan en vaciar cada término de su diferencia específica para luego identificarlos A = B por medio de una cualidad común: por ejemplo, el "Ser".

En efecto, como yo, alma, dios, ser, materia prima, forma.... y cualesquiera palabra son "Ser" entonces ya tengo la divina regla del cálculo formal: todos son Ser, luego son lo mismo.

Las diferencias específicas de cada cosa: la diferencia específica de Alma o de Forma etc., ya no importa porque tengo el "Ser" y encuanto "Ser" todas se igualan, como si por ser amarilla una flor y un chino mandarín, la lógica formal permitiera decir que lo mismo es un chino que una flor, la flor que la yema de un huevo.

Y a estos discursos demenciales, que los presentas bajo la auroridad de las leyes de la Lógica, pretendes pasarlos por ciencia, tu mismo presentarte como sabio a la demás por vulgo, asnos....... Todos estos juicios no son ciencia sino en tu imaginación.

Dvillodre1 no entiende que no hay diferencia en la sustancia, que la diferencia solamente es en los modos, pero la sustancia de todos los modos es la misma. En fin, a Dvillodre 1 le viene grande Soy, DIos. Porque yo soy la sustancia y moro en todo, también moro en el vaso de agua y en el vaso de vino, ya que todo está compuesto de mi, pues yo soy la sustancia de todo. Dicho más claro, soy omnipresente. Al identificarme con Dios adquiero la pura intelección.


Yo entiendo perfectamente que dos cosas abstractas devienen iguales. También elefante y logaritmo neperiano devienen lo mismo en cuanto "Ser" Lo que creo es que no eres conciente del grado de banalidad de tus mensajes.

Un saliudo.
Última Edición: 4 años 1 mes antes por dvillodre1.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3128

  • juan josé
  • Avatar de juan josé
  • DESCONECTADO
  • Phroneador pre-socrático
  • Mensajes: 36
  • Gracias recibidas 12
je,je,je dvillodre1. Veo que aún te quedan ganas de mantener una discusión intentando utilizar el lado racional. Si Soy no se está canchondeando de nosotros (que es lo que realmente creo), lo que hace es mantener un debate desde una postura de pensamiento mítico, mágico; frente a la tuya (la mía, la de otros) de un pensamiento lógico. Nunca va a haber entendimiento, principalmente porque su mayor (único) recurso es descalificar al adversario y decir que él es el que sabe frente a la ignorancia de los demás. Bueno, y meter muchas frases de otros, sobre todo un tal Jesús, pero sin especificar la procedencia y así nadie se lo puede rebatir.
Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo.
Sigmund Freud (1856-1939)
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.211 segundos
Gracias a Foro Kunena