Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Spinoza.

Spinoza. 4 años 2 meses antes #3195

  • Soy
  • Avatar de Soy
Bueno, para que se entienda mejor he hecho un dibujo, la sustancia divina infinita la he limitado porque sino no la puedo dibujar, pero es infinita, aunque en el dibujo la he tenido que limitar para poder dibujarla.

El alma es la idea del cuerpo, que replica lo que afecta a este cuerpo, lo que el cuerpo percibe por los sentidos, todas las ideas son los «modos» de Dios contenidas en el atributo «pensamiento». Por lo tanto la idea del cuerpo también es un modo de Dios contenida en el atributo pensamiento, o sea, el alma o idea del cuerpo es una idea de Dios, una idea de la sustancia.

En el dibujo se entenderá mejor como mediante la idea del cuerpo o alma individual la sustancia divina infinita puede conocer sus ideas o modos, ya que El alma individual es la idea del cuerpo, que replica lo que afecta a este cuerpo, y al replicarla se puede conocer.


Sdi.jpg



Mediante el alma individual o idea del cuerpo, la sustancia divina infinita conoce todos los demás modos o ideas contenidos en ella. La idea del cuerpo o alma individual es como una separación de la totalidad de las ideas o modos, y mediante la cual se pueden conocer las ideas y modos en la multiplicidad. Porque sino sería omnisciencia y en la omnisciencia nada se puede conocer pues ya se conoce todo pero a la vez en un yo soy el que soy. la omnisciencia es un Yo sin ello.

Al crear la idea del cuerpo, ya hay una separación, ya hay alma individual y hay ello y por lo tanto se puede conocer el ello, lo que no es la idea del cuerpo, lo que no es el alma es el ello.

Se puede explicar de otras maneras, esta es solamente una manera de explicarlo.

También se puede explicar como si el ordenador crease una idea del cuerpo y mediante esa idea o cuerpo o personaje creado en él, fuese conociendo toda la información que en él mismo contiene, y se puede explicar de varias maneras, si esta no se entiende lo explicaré de otra manera.

De esta manera es posible el conocimiento. Pues la omnisciencia no permite el conocimiento. Aunque es la meta de todo filósofo.

Saludos.
Última Edición: 4 años 2 meses antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3381

  • Soy
  • Avatar de Soy
Bueno, iré explicando cómo entiende Spinoza a Dios:

Las definiciones y conceptos de Spinoza siguen ahí, esperando a innumerables intérpretes y lectores que continúen con la revelación del mensaje de Spinoza, que habla de la maravilla infinita que es el hombre, el mundo, el universo, la realidad…

Proposición XIV: “Aparte de Dios no puede darse ni concebirse ninguna sustancia”. Esto era inevitable. Dada la definición de sustancia, no puede haber otra sustancia que no sea Dios. Algo que es en sí y se concibe por sí, no puede ser sino Dios. Pasemos a la proposición XV: “Todo lo que es, es en Dios; y nada puede ser ni concebirse sin Dios”. Aquí Dios se presenta como la sustancia donde todos los seres se hunden. Todo lo que es, esta piedra, este río, este hombre, este sentimiento, y el largo y extenso aquí, es en Dios. Luego nada existe ni es fuera de Dios, ni siquiera uno mismo. Pero hay más: este pensamiento, este concepto, este recuerdo y toda cogitatio sólo lo será de algo y sólo lo será con Dios. Dios es todo. Nada hay fuera de él, ni siquiera uno mismo.

Escuchemos ahora la definición I de la sección titulada De la naturaleza y del origen del alma: “Por cuerpo entiendo el modo que expresa de cierto y determinado modo la esencia de Dios, en cuanto se la considera como cosa extensa”. Todos los entes que pertenecen al mundo físico tienen cuerpo y, en consecuencia, tienen cierta extensión. Dejemos de lado de momento las partículas atómicas, que esto no nos distraiga de lo principal que tenemos que ver. Para Spinoza cualquier cuerpo, esta mesa en la que escribo, el sol que me abraza, ese automóvil que corre raudo delante de mí, es una manifestación de la esencia de Dios. Esto es pura fantasía. Pero hay que hacer una advertencia para que la gente no se lleve un concepto erróneo de las ideas de Spinoza: el filósofo neerlandés no dice que esta mesa sea Dios sino que es una expresión determinada de la esencia de Dios. Todo es signo de Dios. En todo se manifiesta Dios. De ahí que se le catalogue como panteísta.

Leamos por último la proposición I de la sección antes referida: “El Pensamiento es un atributo de Dios, o sea, Dios es una cosa pensante”. Escuchemos ahora la demostración: “Los pensamientos singulares, o sea, este o aquel pensamiento, son modos que expresan de cierto y determinado modo la naturaleza de Dios. Compete, pues, a Dios un atributo cuyo concepto implica todos los pensamientos singulares y por el cual se conciben también éstos. El Pensamiento es, pues, uno de los infinitos atributos de Dios, que expresa la esencia eterna e infinita de Dios, o sea, Dios es una cosa pensante”. Los pensamientos singulares producidos por los hombres y mujeres a lo largo de toda la historia, desde los grandes nombres de la ciencia y de la literatura hasta la gente más sencilla, son modos que expresan la naturaleza de Dios. Luego Dios se manifiesta en todas las producciones espirituales humanas.

Y ahora viene el quid:

El pensamiento de Dios (pensar en Dios) es un atributo de Dios que expresa la esencia eterna e infinita de Dios, y en realidad es Dios el que lo piensa, pues todo pensamiento es un atributo de Dios. De esta manera al pensar en Dios es Dios el que se está pensando a sí mismo.

Esto es muy importante de entender, que al pensar en Dios en realidad es Dios el que se piensa a sí mismo y por lo tanto puede adquirir auto-conciencia en el humano, se puede conocer a sí mismo en ese modo de ser humano. Pues solamente en ese modo de Ser (que sepamos) Dios se puede pensar a sí mismo. Dios contiene en sí la idea o pensamiento de sí mismo.

Dios no puede pensarse a sí mismo en una vaca, o en un mosquito o en un hipopótamo etc... pero si en un humano. En un modo de Ser como lo es el humano. Cuando un humano piensa en Dios, es Dios el que se piensa a sí mismo pues todo todo pensamiento es un atributo de Dios.

Luego está la cuestión de darse cuenta e iluminarse y que Dios adquiera su auto-conciencia, o de no darse cuenta, que eso ya es otra historia.

Saludos.
Última Edición: 4 años 1 mes antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3389

  • Soy
  • Avatar de Soy
Bien, como dice Spinoza, . todas las ideas son los «modos» de Dios contenidas en el atributo «pensamiento».

Por lo tanto la idea de Dios también es una idea de Dios contenida en el atributo pensamiento, así por una parte es Dios y por otra parte es la idea o pensamiento de DIos, que es la imagen de Dios. En palabras de Plotino el Nous emana del Uno (Dios) y es la imagen del Uno y la función del Nous es que el Uno pueda verse a sí mismo.

Así la función de la idea de Dios es que Dios pueda verse a sí mismo, conocerse o contemplarse a sí mismo.

Pero no es lo mismo Dios que la idea de Dios, la idea de Dios es el reflejo o imagen de Dios, que emana de Dios y mediante la cual Dios se puede contemplar a sí mismo.

Dios es el que contempla esa idea, el contemplador y no en cambio lo contemplado, así por ejemplo en el sufismo dicen que cuando contemplan a Dios en verdad es Dios el que se contempla a sí mismo, pues Dios es el contemplador. La sustancia divina infinita que Hegel la entendió como espíritu.

Así pues ha de quedar claro que Dios no es una idea, ni un pensamiento ni un modo, aunque es cierto que existe la idea de Dios esta idea no es Dios, solamente es la imagen de Dios, ya que Dios es el que contempla esa idea de Él mismo.

Dios es incognoscible porque no es fenómeno mental ni idea ni modo, sino mente o espíritu, no es nada conocido sino el conocedor, es el percibidor y no en cambio lo percibido, es el pensador y no en cambio lo pensado, o como dice Spinoza y Descartes, Dios es una "cosa" que piensa o pensante , pero no en cambio una "cosa" pensada.

Al ser una "cosa" pensante no es nada pensado, es por sí mismo, y sin Él no habría pensar, sin mente no hay fenómeno mental pero la mente no puede ser fenómeno mental, la cosa pensante no puede ser una cosa pensada.

La cosa pensante puede pensar en sí misma, puede pensar en la cosa pensante, si, eso es la gnosis o ciencia primera de Aristóteles donde es lo mismo pensar que ser pensado, pero la idea de Dios es solamente una imagen o reflejo de la cosa pensante que piensa en ella misma. O sea, es la idea de sí mismo, Dios se piensa a sí mismo, pero una cosa es Dios y otra cosa es la imagen de Dios.

Dios es la cosa pensante, no la idea de él mismo o cosa pensada que es su imagen.

Al contemplar a Dios hay que darse cuenta de ser Dios y de estar contemplándose a sí mismo, de esa manera Dios se conoce a sí mismo en ese modo de ser humano y dice su nombre, yo soy el que soy, esto es que adquiere su auto-conciencia, se reconoce en la imagen que ve de él mismo.

Se piensa a sí mismo y se reconoce. Pues como dice Spinoza todo es Dios, incluido uno mismo, así pues, soy Dios.

Ese darse cuenta de ser Dios y por lo tanto de ser todo, toda la realidad, es la iluminación, es la auto-conciencia de Dios, cuando Dios adquiere auto-conciencia en un modo de ser humano, cuando se conoce a sí mismo en el humano.

Saludos
Última Edición: 4 años 1 mes antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3395

  • Soy
  • Avatar de Soy
Para que se entienda mejor ver el dibujo:


spinoza.jpg



De esta manera Dios se piensa o conoce o contempla a sí mismo en el humano.

La idea de Dios emana de Dios y es la imagen de Dios, y su función es que Dios se pueda contemplar a sí mismo. Pero una cosa es Dios que es la mente o cosa pensante, el espíritu, la sustancia divina infinita de la cual todo está hecho, de mente o espíritu, el Ser de la filosofía , y otra cosa es la idea de Dios que ya es una cosa pensada, y por lo tanto es fenómeno mental, emana de la mente y es la imagen de la mente.

Dios es el que piensa en Dios.

Como explica Hegel es un progreso en la autoconciencia que le permite al espíritu finito del hombre autorreconocerse como la verdadera realidad, universal, absoluta, infinita, donde no cabe la distinción entre sujeto y objeto porque el espíritu finito llega a hacerse él mismo infinito, la identidad entre quien conoce y lo que es conocido.

Descartes no se dio cuenta o bien no lo quiso decir, pues en sus pensamientos metafísicos dice que él es una cosa que piensa pero que no puede ser Dios porque es finito, pero claro, o no lo quiso decir o no se dio cuenta, Hegel en cambió si que se identificó con Dios porque se auto-reconoció como la verdadera realidad, universal, absoluta, infinita, donde no cabe la distinción entre sujeto y objeto porque el espíritu finito llega a hacerse él mismo infinito.

El hombre al pensar en Dios o sustancia divina infinita o Ser de la filosofía, se da cuenta de Ser, se da cuenta de serlo, y como dice Aristóteles en su ciencia primera o gnosis , que es una ciencia divina y es patrimonio de Dios, es lo mismo pensar que ser pensado, es una auto-conciencia, el Ser de la filosofíía se vuelve auto-conciente en el humano, porque se piensa a sí mismo y se da cuenta de ser lo que piensa o lo pensado. O sea, toda la realidad.

Dicho claro a ver si me sé explicar, al pensar en Dios hay que darse cuenta de serlo (en ciencia primera o teología es lo mismo pensar que ser pensado, pues es gnosis) , hay que darse cuenta de ser Dios como espíritu o alma y de estar pensándose a sí mismo. Y eso es cuando el hombre se autorreconoce como la verdadera realidad, cuando se identifica y funde con Dios o se identifica con la Verdad, con el Ser de la filosofía.

Y es cuando se da cuenta que el Ser de la filosofía o Dios, es uno mismo, yo soy el que es o yo soy el que soy, es cuando se da cuenta que el Ser se Es.

Así pues, la filosofía ya ha encontrado el Ser, a Dios y a la Verdad. Uno mismo, el que Soy. Yo Soy el que Soy. Yo Soy el Ser.

Ahora partiendo de la Verdad, la filosofía se convierte en ciencia verdadera y hay mucho trabajo que hacer, una nueva era empieza, y grandes descubrimientos se conseguirán. Una nueva visión del mundo y de nosotros mismos y además verdadera.

Saludos.
Última Edición: 4 años 1 mes antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3398

  • Soy
  • Avatar de Soy
Antes de continuar con Spinoza, es necesario entender la ciencia primera de Aristóteles o gnosis, Pues la sustancia divina infinita es el Ser en cuanto Ser o Ser por excelencia, el Ser de la filosofía o sea Dios, por lo que recomiendo leer este debate:
phronesis.es/index.php/foro/aristoteles/...imera-de-aristoteles

Dice Spinoza y Descartes que Dios es una "cosa" pensante.

Nos dice Aristóteles en la ciencia primera o gnosis:

Por lo tanto, hay tres ciencias teóricas: Ciencia matemática, la Física y la Teología. En efecto, si Dios existe en alguna parte, es en la naturaleza inmóvil e independiente en donde es preciso reconocerle. De otro lado la ciencia por excelencia debe tener por objeto el ser por excelencia. Las ciencias teóricas están a la cabeza de las demás ciencias, y ésta de que hablamos está a la cabeza de las ciencias teóricas{268}.

Si entre las sustancias que tienen una materia, no hubiese alguna sustancia de otra naturaleza, la Física sería entonces la ciencia primera. Pero si hay una sustancia inmóvil, esta sustancia es anterior a las demás, y la ciencia primera es la Filosofía. Esta ciencia, por su condición de ciencia primera, es igualmente la ciencia universal, y a ella pertenece estudiar el ser en tanto que ser, la esencia, y las propiedades del ser en tanto que ser.

La inteligencia se piensa a sí misma, puesto que es lo más excelente que hay, y el pensamiento es el pensamiento del pensamiento. La ciencia, la sensación, la opinión, el razonamiento tienen, por lo contrario, un objeto diferente de sí mismos; no se ocupan de sí mismos sino de paso. Por otra parte, si pensar fuese diferente de ser pensado, ¿cuál de los dos constituiría la excelencia del pensamiento? Porque el pensamiento y el objeto del pensamiento no tienen la misma esencia

el pensamiento eterno, que también se apodera de su objeto en un instante indivisible, se piensa a sí mismo durante la eternidad.
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Spinoza. 4 años 1 mes antes #3421

  • Soy
  • Avatar de Soy
Bueno, lo que me interesa ahora de Spinoza son las ideas del tercer género.

La idea del “yo”, es menos intensa que la idea de la esencia de las cosas de la naturaleza toda, que es menos intensa que la idea de la esencia de la Naturaleza Naturalizante o Dios, pero las tres ideas son esencialmente la misma.

Como todas las esencias convienen entre sí, son esencialmente dicha y una misma esencia en el atributo al que pertenecen, estas tres ideas son en realidad una sola, idea de la dicha, que se despliega y tiende, desde la propia existencia hacia todo lo que existe, es y obra en la naturaleza toda y hacia la Naturaleza Naturalizante o Dios, como su causa.

Este es el el tercer género del conocimiento de Spinoza, la Sabiduría o Beatitud, que no es distinto de la Iluminación del Budismo Tibetano, ni del Estado de Gracia del Cristianismo y se expresa más acabadamente con dos palabras, “Sabiduría” y “Compasión”.

El tercer género de Spinoza es el triunfo del conocimiento sobre la ignorancia. Hay en las esencias comunión, todas convienen entre sí y ninguna puede destruir a otra, igual cualidad tienen las ideas esencia del tercer género. Llegar a conocer una implica conocerlas todas y la primera idea de la esencia en el modo eternidad, es la idea del “yo”.

Así pues conociendo la idea del "yo" implica conocerlas todas , la esencia de las cosas y a Dios, pues llegar a conocer una implica conocerlas todas porque las tres ideas son esencialmente la misma. YO.
.

Saludos.
Última Edición: 4 años 1 mes antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.140 segundos
Gracias a Foro Kunena