Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: El Uno y la Subjetividad Universal.

El Uno y la Subjetividad Universal. 6 años 9 meses antes #1053

  • Soy
  • Avatar de Soy
Ante todo, el texto que sigue a continuación está escrito en lenguaje masculino por comodidad, para no ir poniendo a cada momento el-la, uno-a, Dios-a, etc.... pues ni el Uno ni Dios son masculino ni femenino, pero por cuestiones culturales y de lenguaje se escribe en masculino, por lo que empleo lenguaje masculino para no ir todo el rato poniendo el-la y todo eso, así que si eres mujer, hazte hombre para comprender.

Simón Pedro les dijo: «¡Que se aleje Mariham de nosotros!, pues las mujeres no son dignas de la vida». Dijo Jesús: «Mira, yo me encargaré de hacerla macho, de manera que también ella se convierta en un espíritu viviente, idéntico a vosotros los hombres: pues toda mujer que se haga varón, entrará en el reino del cielo».

Existe una interpretación Universal, una subjetividad universal y es la interpretación esotérica. Si se interpretan las obras de manera exotérica habrán tantas interpretaciones como personas o subjetividades hayan, pues lo exotérico es múltiple, plural. Pero si se interpretan de manera esotérica solamente hay una interpretación y una subjetividad igual para todos, pues lo esotérico es unicidad.

Para interpretar de manera esotérica es necesario unirse al Uno, ser el Uno, religar con la divinidad, ser Dios, ser el Ser (valga la redundancia), y esa manera de interpretar permite una comunicación directa que se asimila inmediatamente, porque tanto el comunicador cómo el comunicado son el mismo sujeto, cada cuerpo con su subjetividad exotérica diferente pero con la misma e idéntica subjetividad esotérica.

Esa subjetividad emana directamente de Dios, del Uno, esa subjetividad esotérica es el Nous emana de uno mismo cuando se une al Uno, porque en ese momento, uno mismo es el Uno consciente de serlo.
De ahí se obtiene mucha información, es el oráculo, y es información verídica pues proviene directamente de Dios, de uno mismo. Pero cómo se asimila directamente sin necesidad del lenguaje, los problemas vienen luego cuando lo queremos pasar a palabras para comunicarlo a subjetividades exotéricas.

Para comunicarla a subjetividades esotéricas no hay problema, se dice tal cual y se capta enseguida y se asimila y comprende perfectamente porque se vivencia, pero comunicarla a subjetividades exotéricas es muy difícil, porque cada subjetividad lo comprenderá a su manera, ya que son múltiples, plurales.

Por lo tanto, esta manera de interpretar o subjetividad esotérica solamente sería comprensible y asimilable a aquellos que se unen al Uno enfocando la mente al contrario de los sentidos y acceden al Nous. Para los demás será solamente una locura o una subjetividad exotérica más o a saber que cosa , pues cada uno entiende diferente.
Si cada uno ve el mismo color de diferente manera ¿que no será con el entendimiento y comprensión de la filosofía? pues entonces, ¿no sería mejor emplear la subjetividad Universal? de esa manera todos entenderíamos igual y podríamos comunicarnos, porque ahora mismo toda la humanidad habla lenguajes diferentes y la comprensión universal es imposible.

A veces dos personas que conviven o trabajan mucho tiempo juntas, crean una misma o parecida subjetividad, pues cada una de ellas conoce bien la subjetividad del otro, al menos eso piensa, pues han intercambiado mucho, eso es que han aprendido a hablar el mismo idioma, pero eso no es la subjetividad universal, sólo que han mezclado sus idiomas y de esa mezcla han hecho uno mediante el cual se entienden y comprenden más o menos. O sea, han intercambiado sus subjetividades y de dos han hecho una, aunque no del todo, al menos eso piensan.

La subjetividad Universal, es, cómo indica la palabra, Universal, igual aquí que en el confín del universo, es Una.
Es un idioma común a todos, un entendimiento y comprensión idéntico a todos de asimilación inmediata y fácilmente transmitible, pero diría que no transmitible a una subjetividad exotérica, pues lo entenderá a su manera, cómo si a mí me hablasen chino y yo me hiciese una idea de lo que me dicen.
Por lo tanto sólo es transmitible a quién se une al Uno y contempla el Nous.

Así pues, mi esfuerzo se debe concentrar en que? ¿en intentar explicar cómo unirse al Uno? ¿pero es que eso no lo enseñan en la universidad? por lo visto no, y es lo que más me impactó la primera vez que entré en un foro de filosofía, ya que, daba por hecho que los estudiantes de filosofía se unían al Uno y contemplaban el Nous, y cual fue mi sorpresa que no sólo no lo hacen ni lo han hecho nunca ni saben cómo hacerlo, sino que además cuando les intentaba explicar era tratado como poco de loco.

Estas palabras o conceptos nuevos que he adquirido de Plotino aumentan mi alfabeto o vocabulario, y quizás lo que me falte para explicarlo bien sea eso, vocabulario, conceptos.
Si consigo explicarlo bien, podré conseguir que alguien se una al Uno y contemple el Nous, y hablaremos entonces el mismo idioma, porque emplearemos la interpretación esotérica, la subjetividad universal, y hay mucho que desarrollar y escribir, todo.

Ahora bien, eso para aprobar exámenes no les servirá de nada, pero si para ser verdaderos filósofos, esto es vivenciarlo.
¿No creen en la filosofía? si Plotino dice que se puede contemplar el Nous enfocando la mente al contrario de los sentidos, es que se puede. No me crean a mí, crean a Plotino, y si dice que se une al Uno en éxtasis místico, es que se une, y todo el mundo lo puede hacer, bueno, los puros, los purificados según dice Raicionero, pues sólo purificándose se puede acceder al reino de los cielos, no se puede acceder sin purificarse, para unirse al Uno hay que purificarse, ser el Yo puro, el soy puro.

Cual fue mi sorpresa, que ningún estudiante de filosofía ni catedrático ni licenciado era puro, no encontré ni un hombre puro entre ellos, y claro, ¿cómo van a unirse al Uno? y no sólo eso sino que además creen ciertamente que todo eso es una fábula, en fin, que voy a contar, sólo decir que eso no es fábula, es más verdad que la vida misma, pero no lo intentan siquiera porque no se lo creen, no tienen fe ni en la filosofía.

Por eso a mí la filosofía muerta no me interesa, y no sé cómo le puede interesar a alguien si no la vivencia, si ni siquiera se la cree, tiene que ser muy aburrido el no experimentarla y simplemente leerla.
Para colmo de los colmos y ganándome a sabiendas el desprecio de todos (aunque ya me lo he ganado a pulso), sale Raicionero diciendo que un gato no está compuesto de dos gatos, que un gato es Uno, refiriéndose a la obra de Plotino.
Esto a la subjetividad Universal o interpretación esotérica en unión con el Uno, es un disparate, es no haber entendido nada, pues si no se une con el Uno ¿cómo lo va a entender? lo entiende según su subjetividad exotérica.

La filosofía no sólo es teoría, detrás de las palabras se esconde algo o más bien alguien, detrás de la palabra Ser hay alguien que Es y la lee, detrás de la palabra Ser está el Ser leyendo esa palabra, el que es.
Hay que trascender las palabras, hay que vivenciarlo, que sean palabras vivas y no muertas. Para ello es necesario unirse al Uno y contemplar el Nous, ser el ser, y ahí reside la sabiduría y es cuando el alumno es sabio, sabe de sí. Pues su conocimiento y entendimiento procede directamente de Dios, del Uno, de él mismo.
El problema lo tendrá cuando lo intente transmitir a subjetividades exotéricas.

Todo esto tiene muchas repercusiones, pues si el otro soy yo, entonces yo quiero lo mejor para mí y por tanto para el otro, y en fin, es una nueva filosofía, una revolución del pensamiento, hay mucho trabajo que hacer, en todos los ámbitos, ciencia, derecho, política, religión, filosofía, psicología, etc.... todo, hay que desarrollarlo todo. Un mundo nuevo hay que desarrollar, pero lo primero es unirse con el Uno y contemplar el Nous., y dejar a los gatos tranquilos :whistle:

El Uno descendido son los dioses, seréis dioses al uniros al Uno, Dios en la tierra, al igual que Jesús, obtendréis dos naturalezas o voluntades, pero no es un politeísmo, ya que es el mismo Dios en múltiples cuerpos, pues todos los cuerpos participan del mismo Uno.

Esa es la unicidad del Ser en la multiplicidad de los entes, que todos somos el mismo Ser, el mismo alma, el alma del mundo, el Uno, pero en la multiplicidad de los entes. Pero no os hagáis ilusiones, ya que esta unión con el Uno, ser el Uno, no se puede mantener mucho tiempo, ya que enseguida se vuelve a descender al mundo material, pues es en estado de éxtasis místico o iluminación. Aunque se obtiene información pura por breve que sea.

Contra más se practique ese estado de contemplación del Nous, ese unirse al Uno, que en realidad es contemplar a Dios o que Dios se contemple a sí mismo, más tiempo nos mantenemos sin caer al mundo material, pero al final se cae, pues el alma se corrompe en la carne (eso no tiene nada que ver con sexo).

El objetivo del Uno, o de Dios, es mantenerse siempre sin caer al mundo material, siempre en la autocontemplación pero en un cuerpo terrenal, pues Dios precisa del cuerpo para contemplarse, vivir en el Uno como hacía Plotino en sus últimos días,
Dios creó al hombre para que lo adorase, o según los mayas los dioses crearon a los hombres de madera y el objetivo era que se fusionasen con la divinidad, y cómo no resultó los destruyeron. Finalmente los crearon de maíz y esperan el resultado, si se fusionan con la divinidad o se auto-destruyen, pues están diseñados para lo uno y para lo otro.

Sin una subjetividad Universal, siempre habrá guerras y desigualdades y enfrentamiento entre los hombres, hasta que se auto-destruyan o bien destruyan su hábitat por dinero. El ser humano sólo tiene 2 caminos, la unión con el Uno o la destrucción.
Hoy en día para que un loco destruya a la humanidad, le basta con apretar un botón, por eso la responsabilidad se delega a varios botones, porque así si en uno de esos botones hay alguien cuerdo, nunca lo pulsará pero ¿y si no lo hay?

Estamos en la cuerda floja, al filo del abismo, cruzando el puente entre el mono y la divinidad, ese puente que es el hombre, pero ¿cruzaremos o caeremos al abismo?

¿Seremos dioses? ¿nos destruiremos en el camino? quien sabe, habrá que unirse al Uno y contemplar el Nous para saberlo. O no hacer nada y esperar. De la opción que escoja la mayoría dependerá la suerte de la humanidad.

Saludos.
Última Edición: 6 años 9 meses antes por Soy.
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.210 segundos
Gracias a Foro Kunena